Cuentos de la Abuela (1-4)

Por
Enviado el , clasificado en Infantiles / Juveniles
165 visitas

Marcar como relato favorito

                                           Cuentos de la Abuela (1-4)

La niña fue creciendo, teniendo siempre mucho amor, cariño y  compañía, nunca estaba sola. Un día estando jugando con  sus  amigos  los  duendes, se resbalo y estuvo a punto  de caerse por un barranco, en ese preciso momento las ramas de un árbol  que se encontraba situada debajo de la colina, la sujetaron en el aire y entre risas y juegos, el árbol la puso en el suelo. La niña abrazo al tronco tan fuerte  que el árbol se le empezaron a caer las hojas,  en ese preciso momento el árbol le dijo; Anjara  no tan fuerte, o me partirás por la mitad. Contestándole ella; Perdóname, no quise apretarte solo quería abrazarte. Ahí fue donde descubrió que también era más fuerte de lo normal. Uno de los nietos más pequeños le dijo; abuela ella no podría abrazarte como lo hago yo, levantándose y abrazándola. Estando los dos fundidos en un abrazo la abuela le explico que el poder de la fuerza término controlándolo y nunca más le hizo daño a nadie por un abrazo de cariño y agradecimiento, como estamos ahora tú y yo mi vida. Dándole un beso y siguió con el cuento. Recién cumplidos 10 años,  saliendo al encuentro de su gran amigo Unicornio llamado Joss,  escucho un gran estruendo dirigiéndose a él, cuál fue su sorpresa encontrándose  con un “Lamasu”. Abuela  ¿eso qué es?, preguntándole uno de los nietos. Cariño es un poderoso ser místico, inaccesible para cualquier ojo, incluso para los seres místico. Son seres con cuerpo de toro gris, cabeza de un  ser  humano varón, las alas  de un Águila, inteligencia del hombre. Es un verdadero protector, de todas las antigüedades de templos, santuarios y de todo lo sagrado, lucha contra el mar. Sabe de leyes, orden y diplomacia, ofreciendo sus conocimientos ancestrales a quienes lo necesitan. Poseen capacidades mágicas, pueden curar y regeneradoras. Son los más altos en el gremio de lo místico incluso los más malvados delante del, son dóciles corderitos. Abuela sigue, abuela. Todos en el bosque escucharon el estruendo, asustados y preocupados por Anjara salieron corriendo, pues cual fue su sorpresa cuando vieron a la niña acariciando a  este ser, quitándole del ojo una astilla y curándole una ala, El ser místico se encontraba inconsciente de la caída, despertándose en los brazos de la niña se quedo prendado al descubrir lo que había hecho por él. Sintiendo su alma pura y sus poderes, se quedo sin habrá. La niña empezó a hablarle telepáticamente y el ser le pidio que lo dejara en el suelo. Lamasu, con sus poderes termino de curarse y al terminar el bosque estaba lleno de seres mágicos y animales, pues se había corrido la voz de lo que estaba pasando ahí. Después de curarse y delante de todos le dio las gracias a la niña por lo que había hecho por él. De agradecimiento mi joven vida te daré un gran poder,  (dirigiéndose a la niña) poniéndole las manos en la cabeza y delante de todos le dijo, te daré el don de la sabiduría, te daré el don del conocimiento infinito, serás el protector de todos los bosques de la existencia del ser humano, cuidándolos  y  serás  consejera del que lo necesite, dándote todos el lugar que este poder determina, sin dejar de ser humana ni perdiendo tu esencia. Y dirigiéndose a todos los que se encontraban allí, les dijo, y a vosotros   como misión  os dejo, protegerla  y permitiendo  dentro de lo que podáis  que siga siendo humana, porque en verdad os digo; no hay mas gozo que quererse  siendo lo que uno a nacido. Dicho esto desapareció, no sin antes desearle a la niña felicidad eterna.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed