El del Uber me quito las ganas

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5722 visitas

Marcar como relato favorito

Este relato empieza un día que salí de fiesta, esa noche estuve tras una chica, entre besos y caricias subidas de tono y un par de copas no se logró nada más que lo anterior. Ya desilusionado decidí pedir un Uber hacia mi casa, al llegar el chófer me dice si puedo sentarme adelante que el pasajero anterior le había ensuciado el asiento, no vi ningún problema y me senté, al empezar el recorrido me doy cuenta que este conductor llevaba una camiseta muy apretada y unos micro shorts, y eso dejaba ver lo musculoso y definido que era, creo que se percató que lo escanee todo porque empezó a sacarme plática de mi noche y con las copas que llevaba encima me sentí en confianza de contarle todo, en fin le hice ver que llevaba unas ganas enormes, de repente me toca la pierna y me dice "ya saldrá algo esta noche" con una sonrisa pícara mientras me frotaba la pierna, y así se fue por unas cuadras frotándome y diciéndome cosas que él me haría si él hubiera sido esa mujer, creo que escucharlo y la suma de mis ganas hicieron que tomara su mano y la pusiera en mi pene que ya estaba duro, paro el auto y me dijo "quiere quitase esas ganas", todavía un poco indeciso le pregunté, "como así" tomo mi mano y empezó a chuparme los dedos como si fuera una felación, eso me puso a mil y le dije "dale, pero rápido que me arrepiento" como alguien que quizá ya había hecho esto muchas veces me llevo a un motel que muy rápido donde no hay cuartos solo cocheras y en el auto se abalanzó sobre mi pene, lo empezó a masturbar, mi cabeza estaba que daba vueltas, era la primera vez que un hombre me tocaba, estaba en negación y un placer que hasta el momento no conocía, me lo hacía fuerte y suave, jugaba con mis huevos, paro un momento y me dijo quieres más, si palabras solo con la cabeza dije que sí, el tipo no sólo era músculos si no también fuete, me saco del asiento delantero y prácticamente me aventó al asiento de atrás, estando ahí me quito los pantalones y de repente él ya estaba totalmente desnudo, su pene era muy grande y  tenía unas piernas y unas nalgas de infarto, se fue directo a mi pene y se lo trago todo(18cm) solo escuchaba las arcadas que daba al metérselo todo, me chupaba desde la punta hasta los huevos, de repente solo me dijo no te vayas a asustar, puso una tipo almohada bajo de mí y luego sentí como su lengua bajaba a mi ano, solo jale su cabello lo poco que pude porque lo tenía corto, el tipo me hizo un beso negro, mi cabeza explotó, jamás había sentido eso, era demasiado bueno, sentía como penetraba mi ano con su lengua mientas que con su mano me jalaba el pene, estaba a punto de venirme y me dijo, "me puedes dar a mi algo", le dije que sí, que me dijera que quería, se puso en la boca un condón y me lo puso y luego se puso en cuatro, y de ahí digo que nalgas tenia, al ponerse en cuatro le veo algo en el ano(hoy sé que se llaman plug) él se lo quitó y me dijo "ya está listo mételo" ni dos veces lo empezar a bombear sin piedad, que rico tenía ese ano, no nalgeaba y me decía "soy tu perrita" y valla que lo era, le dije que ya me iba a venir y rápido se dio vuelta y me saco el condón y se lo metió a la boca, y me lo succionó hasta que me hizo acabar, se tragó todo no voto ni una gota, luego solo me pidió que le lamiera el biset mientras se masturbaba con la otra mano, para acabar el también, luego nos reincorporamos y me dijo "ya ves algo salió" me fue a dejar a mi casa, me dio su número por si quería otro viaje y si le hable para otro, pero ese es otro relato.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed