Reflexiones de una mente inquieta (carta para Dios)

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
202 visitas

Marcar como relato favorito

                                                      Carta para Dios

Hoy, en este momento no soy yo, si no la creación, la voz, las inquietudes de la humanidad la que en este momento se dirige a ti. Me gustaría expresar todo aquello en lo que no entiendo, en lo que no comparto, en lo que me parece una barbaridad, pero en lo que si intento en mi corta y lenta comprensión estar a tu lado y acompañarte en tu llanto en el silencio.

Creaste  al ser humano a tu semejanza, tú que estas lleno de bondad, amor, solidaridad, de virtudes, etc., etc., etc. Pero no entiendo porque somos al contrario, me explico; cuando a alguien se le concede la autoridad de dirigir, gobernar, enseñar o  educar a alguien o sencillamente ser uno más de la existencia, yo lo que no llego a comprender es porque en vez de hacer prosperar un país, en vez de  hacer cosas de provecho entre nosotros, en vez de querernos y vivir sin complicaciones, entre parejas, vecinos, amigos, religiones, etc.  Nos matamos, violamos, peleamos, y aniquilamos países enteros. Como alguien con tu esencia puede o tiene el valor de  hace todo esto, ¿no tiene remordimientos?, ¿cómo puede dormir por las noches?, ¿cómo puede comportarse como si no hiciera nada? y lo más importante, ¿cómo podemos todos cerrar los ojos al dolor ajeno?. Si todos tenemos una parte de ti, dime tu que todo lo ves, tú que todo lo sientes en silencio, tú que tan sabio como un padre desde lejos nos dejas libertad de actuar, pensar y vivir, como queramos. Dime ¿qué opinas de todo esto?. Yo me pongo en tu lugar con mi corta sabiduría y entendimiento de la vida y llego a la conclusión que es muy, muy, muy difícil ser Dios y al mismo tiempo ser neutral y observar desde lejos. Ya  es difícil ser padre o madre en la tierra, yo a veces  pienso que si mis hijos fueran a sin, solo podría sufrir  y aguantar las criticas del mundo en silencio. A veces pienso que es más fácil juzgar al ajeno cuando uno no lo lleva en se pellejo.

 

             Atentamente se despide alguien dentro de la Creación


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed