El beso del Diablo (1-1)

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
268 visitas

Marcar como relato favorito

                                               El beso del Diablo

Un día de tantos, de hace tanto tiempo, que ni mi memoria llega a recordar, iba paseando por un pueblo de pesqueros muy querido y con grandes recuerdos para mí. Yo diría que tienen tanto valor los hermosos recuerdos, como  el sufrir de  día a día que me acompaña en mi larga y penumbra existencia por la tierra. Todo empezó un día de verano, en la primera guerra mundial. Yo paseaba por los bosques de un pueblecito de Andalucía llamado Castell de Ferro, quería pasear por aquellos bosques  de la Sierra de  Lujar, como tantas veces había hecho y  visitar el Castillo de Hierro. Yo por entonces naci en una cabaña de las afueras de Granada, pero por la guerra nos escondimos  como tantas familias de las cercanías. Los soldados y mercenarios, que aparecían sin esperar, como tantas veces había ocurrido, habían  matando a todo aquel que se le ponía por el camino. Yo que por entonces me consideraba normalita, era feliz como era, me sentía a gusto con mi familia y creerme cuando digo feliz, pues tenía todo lo que pedía y mas, pues era, mejor dicho fui una niña mimada, digo fui porque aunque sigo caminando por estos pasajes, no me considero de aquí. Aquel día ocurrió algo que cambiaria mi vida, mi existencia y todos mis adentros. Ocurriría algo que tendré que estar arrastrando hasta que algo o alguien encuentren una solución a mi calvario. Un grupo de soldados me encontraron paseando por aquellos bosques tan preciados para mí. Eran  como  seis o nueve  soldados, yo corría, ellos detrás de mí, me alcanzaron, forcejamos y me desmalle. Al despertar estaban todos muertos, yo intacta, vestida, tapada con una manta y algo debajo de mi cabeza. Solo que me dolía mucho el cuello y sangre en mi cara, manos, cuello. Los soldados daban miedo verlos, los habían destrozado, están casi comidos a bocados, Salí corriendo como pude. Algo me observaba, yo ni miraba hacia tras, solo correa, hasta llegar a mi casa. Cuando entre daba horror, todos estaban muertos, todos menos yo. Se ve que los soldados los mataron a tiros. En aquel momento entre en shock.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed