CUENTOS  INFANTILES (1-4) POLL  Y  MELANI (Sirena)

Por
Enviado el , clasificado en Infantiles / Juveniles
206 visitas

Marcar como relato favorito

                                 CUENTOS  INFANTILES (1-4) POLL  Y  MELANI (Sirena)

Faltando un día para la fecha, viendo el príncipe, el sin vivir y la preocupación de Melani, la mando llamar  preguntándole como llevaba el asunto, pues la fecha era en pocas horas. Ella desolada y triste le dijo que su hermana se le había adelantado. El sintiendo pena, ya que no paraba de llorarle dijo; tienes otra opción, ella lo miro y con luz en los ojos le pregunto cuál era,  pero cuando le dijo que tenía que hacer se desplomo sin poder respirar. Melani solo te queda matarlos a los dos y tú quedaras libre por completo de cualquier compromiso, de cualquier deber. Se le hundió el mar encima, vio como  en segundos se hundía a las profundidades del océano, sin tener posibilidad de salir a frote. ¿Como iba ella a matar a su hermana y a su amado?, ¿como le iba a quitar la vida a los dos seres que más amaba en ese preciso momento?, ¿como podría vivir sola sin ninguno de los dos?. En ese momento levanto la cabeza, lo miro y le dijo; le agradezco de corazón que se ablande de mí y mi problema, dándome la solución a ello. Pero quiero decirle que mi hermana es lo único de valor que nuestros padres me dejaron, que mi amado es mi corazón y si desaparece de toda vida posible, lo que perdería seria mi propia vida. Lo que le intento decir es que los amo tanto a los dos, que prefiero desaparecer yo, a cambio, de verlos felices, dicho esto se fue, saliendo de las profundidades,  acercándose a la orilla, empezó andar por la arena. Su cara reflejaba paz, aunque  su adentros estuvieran tristes. Se veía relajada mirando al sol y sentada en el  pedrusco donde un día conoció a Poll. Estando por allí una sardina pasando por el pedrusco y viendo la expresión de Melani entre paz, tristeza y melancolía. Le pregunto; linda joven noto que aunque no se te note en los rasgos de la cara, pero siento que te ocurre algo. Melani la miro contestándole; acabo de comprender que amar a alguien es dar, sin esperar recibir nada a cambio, es desear verlo feliz, aunque tú no lo seas, es saber que siempre esta hay, aunque no sea contigo, en una palabra, el que ama de verdad a alguien, aunque ese alguien no lo corresponda, tiene que  dejarlo ir. Acabo de averiguar que esa es la mayor prueba de amor y la más dolorosa. Mientras tanto su hermana se encontraba feliz, pues había conseguido lo que Melani no pudo, pues  le había quitado a su hermana el amor de su vida. Un tiburón martillo que era amigo de la hermana de Melani, se encontraba buscándola, sin querer había escuchado la conversación del príncipe con Melani, pues quería decirle que su hermana estaba apunto de perder la vida a cambio de que ella y Poll  viviera.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed