CUENTOS  INFANTILES (1-5) POLL  Y  MELANI (Sirena) Final.

Por
Enviado el , clasificado en Infantiles / Juveniles
287 visitas

Marcar como relato favorito

                                 CUENTOS  INFANTILES (1-5) POLL  Y  MELANI (Sirena)

La sardina escucho atentamente a Melani, cuando acabo de hablar, la miro y le dijo mirándola con su cabecita saliendo del agua; el querer a alguien no es fácil, es complicado, no siempre el resultado es el deseado. El principio es  muy bonito, pero después viene  la convivencia, el  día a día, esto si tu amor es correspondido, pero si no lo es, uno debe dejarlo partí, recuerda que ante todo, hay que respetar al que se ama y sus decisiones. Pero no olvides una cosa, lo que te pertenece, lo que es tuyo, aunque sea el amor entre dos seres, eso nadie podrá quitártelo. Dicho esto se fue moviendo su pequeña colita. Mientras tanto el tiburón no dejo de buscar a su hermana, encontrándola al poco tipo observando a Melani de lejos riéndose. Le conto todo lo que había escuchado sin dejar ni un punto callado. La hermana pensó y le dijo al tiburón; mi hermana no puede morir, ¡no me quedaría nadie aquí, a quien  fastidiar!, pero en su adentros, su corazón dio un salto, palpitando tan fuerte  que su cara cambio bruscamente, pues realmente la quería y mucho. Se metió al agua y se fue al ver al príncipe, este confirmo todo lo que el tiburón le había contado. La hermana se empezó a poner muy triste y le pregunto al príncipe si podía hacer ella algo. El príncipe que realmente de quien estaba enamorado era de ella, vio el cielo abierto y le dijo; cásate conmigo, consigue que Poll se enamore de tu hermana y todo habrá quedado en un susto. Dicho esto y viendo que se acercaba el momento se dirigió a Poll contándole todo.  Las lagrimas recorriéndole por las mejillas, le dijo; si le ocurre algo a Melani  no te lo perdonare, pero al que no perdonare, será a mí, por no reconocerla. Saliendo corriendo, subiéndose a una barca a alta mar. Melani se había adentrado a las profundidades, pues no quería que nadie la viera desaparecer, pensando Poll que ya había desaparecido Melani se tiro al mal. Melani oliendo su olor, subió de lo más hondo de las profundidades del océano, agarrándolo tan fuerte, con miedo a  perderlo,  de que lo arrastraran  las corrientes de las profundidades, besándolo así, dándole oxigeno para que pudiera respirar. El no apartaba la mirada de su cara, sus ojos brillaban, la luz de su alma resplandecía en el agua, el  la sujeto tan fuerte como nunca antes había cogido a nadie. Por fin estaban los dos juntos, por fin se querían, por fin era el resultado que tanto añoraban. Salieron los dos  de los océanos, quedándose para siempre juntos. Su hermana también se caso con el príncipe y fueron las dos parejas felices y comieron perdices.

                                                        FIN

  P.D; el final se lo dedico a  mi gran amiga  Tania, que me pidió que por favor no la matara como todos los cuentos de Sirena. Que hiciera un final diferente. Espero que sea de tu agrado.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed