Me excita, q mi vecino vea a mi mujer(6)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4792 visitas

Marcar como relato favorito

Pues como os estaba contando, yo súper excitado y mi mujer muy cachonda después de los tocamientos que la había dado Juan, yo le dije a Juan, pues sube ya a por la crema que dices y se la untas a Laura. 

Juan dijo sí, ahora mismo voy a por ella, no tardó ni un minuto, cuando ya vino con la crema. 

Juan: ven Laura que te la unto.

Juan y yo sentados en el sofá y Laura de pie enfrente de Juan, con todas las piernazas y su coño al aire a la altura de la cara de Juan.

Juan se echó la crema en su mano y empezó a untársela a mi mujer, dándole frotes por todas las piernas y subiendo su mano hasta el mismo coño, masajeando sus piernas una y otra vez, metiendo la mano entre las piernas y masajeando su coño.

Laura: ufff que rico, me encanta.

En una de sus subidas de mano la llegó hasta el coño, y con sus dedos la abrió los labios del coño y venga frotar la, veíamos los dos que tenía todo el coño mojado, ella exclamaba ummm que rico marido.

Juan: ahora date la vuelta dijo a Laura. Laura se volvió y Juan empezó a masajear la por detrás. Empezó masajeando las piernas, y subió con sus manos hasta el culo, dándola buenos frotes, la estaba tocando todo su culazo y delante de mí, ya no podía más, me metí la mano por dentro de mi pantalón y al mismo tiempo que veía a Juan tocándole todo a mi mujer, yo me estaba masturbando, pues Juan la pasaba la mano por todos sitios a mi mujer, por el coño, por el ano, buff, y Laura tan quietecita, muerta de placer, de nuevo Juan la dio la vuelta y la subió la mano por dentro de la camiseta, llegándola con la crema hasta las tetas y pellizqueándola los pezones. Laura gemía de placer.

Juan: mi amigo voy a dejar a tu mujer nueva.

Yo le dije ya lo creo. Gracias vecino.

Yo: mi amor, ¡¿has visto que manos tiene Juan?!

Laura: ya lo creo.

Ya os seguiré contando, pues cuando Juan terminó de dar masajes a Laura, la propinó una buena palmada sonora en todo su culo, a lo cual Laura sonrió.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed