HOWLING       (AULLIDO) 1-4

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
157 visitas

Marcar como relato favorito

                                      HOWLING       (AULLIDO) 1-4

Se acercaba la noche de luna llena. Esos días todos se convertían en lobos, en un bosque muy lejos de la civilización y unidos salían a cazar. Esos días era cuando todo lobo era libre de ataduras, era cuando sentían que pertenecían a la naturaleza, eran cuando se apareaban siendo lobos con sus parejas, era cuando se quedaban  preñadas las hembras con mayor seguridad y  cuando dejaban salir el animal que tenían dentro hacia  fuera. Elisa  estando convertida en lobo, se acerco a Izan coqueteándole y incitándole a que se apareaba con ella, pero fallo. Izan no le hizo caso, solo tenía en su mente su amada, era tal la impotencia de no poder conseguir lo que quería, que Elisa se puso a cazar locamente echa una fiera. Los demás lobos asustados se alejaron de ella y Izan enseguida que la luna desapareció se volvió a buscar a su amada.

- Izan; Jennifer, Jennifer, ¿sal, puedes?

_ Jennifer; que haces mi amor, me haces daño, no puedo respirar.

_ Izan; perdóname, pero te echaba tanto de menos, que necesitaba un gran abrazo tuyo y sentí tu respiración, seguidamente la beso y se fue tan feliz como un niño.

 Al abrir la puerta Izan la abrazo tan ,tan fuerte que no podía respirar, Jennifer se ahogaba, pero necesitaba agarrarla, tocarla, sentirla, pues la deseaba y no sabía cuánto tiempo aguantaría mas sin hacerle el amor. Elisa esta vez se lo hizo pasar muy mal. Cuando volvió a su casa decidió que tenía que decirle todo y acabar con la espera cuanto antes. Mientras tanto Elisa volvió a planear otro plan y viendo que con Izan no pudo, esta vez lo que planeo era con Jennifer, segura de que si ganaría ahora. Jennifer no lo soportaría de la manera que estaba pensando realizar todo lo planeado.

Izan se dirigió a ver a su amada. No se dio cuenta que Elisa lo seguía, ni olio el olor tan peculiar de Elisa, pues se imprimió de una crema para esconder su olor, ya que Izan tenía un olfato muy alto, olía los olores a muchos metros de distancia. Izan tenía planeado mostrarle todo a Jennifer esa misma tarde, tenía planeado hacerle el amor y decirle que se comprometiera oficialmente con él, pidiéndole matrimonio.

- Izan; Jennifer ¿estás?

- Jennifer; voy

Al salir Jennifer, la  a  abrazo, beso. Mirándola en los ojos le dijo.

-Izan; necesito tocarte, estar contigo, te deseo ¿quieres, te apetece,  lo deseas tu también?

Ella lo miro y besándolo, acercándose a su oído  le dijo que sí. Sin darse cuenta que Elisa seguía vigilándolos, rabiosa, sus ojos echaban chispas, si hubiera podido la hubiera matado, su rabia era contra Jennifer.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed