Es tu jornada

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
106 visitas

Marcar como relato favorito
No olvides vivir desde el primer momento del día. Recuérdate con el corazón de niño, aunque medites y actúes como adulto, como joven, como más entrado en años. Refuérzate en tus convicciones, abriéndote al universo de sensaciones e ideas. Hemos de mejorar, de avanzar, de perder conceptos inútiles y de conformarnos con paciencia y dicha. Reforma esa casa que es tu corazón cuando no te lleve por el camino debido. Haz memoria de tus derechos observando, claro, tus compromisos y obligaciones, siempre desde la libertad y el respeto. Multiplica los eventos que te marcan la jovialidad como impronta en el paisaje existencial. Nos debemos aclarar. Los permisos para viajar han de estar encima de la mesa, para poderlos tomar en cualquier momento. Cosecha con calma, compartiendo. No pierdas de vista que todo se queda aquí, excepto las buenas acciones. Ábrete a la jornada, que se ha puesto ahí justo para ti. Juan TOMÁS FRUTOS.

¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed