VIAJE DE ESTUDIOS (1-2)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
199 visitas

Marcar como relato favorito

VIAJE DE ESTUDIOS – (1-2)

Saray abrió la puerta, entrando los dos. Ahora pensó, ¿Qué hago, lo meto en la ducha?, ¿lo echo en la cama lleno de sangre?, ¿le pongo un pijama mío, lavando su ropa  o bajo y le compró algo?

Un sinfín de preguntas y dudas revoloteaban por su cabeza. Lo que estaba claro era que no podía dejarlo así. Cogió una palangana, la lleno de agua templada, jabón y una esponja. Le quito primero la ropa de cintura para arriba, lo fue lavando hasta quitarle toda la sangre. Desabrocho el botón de los vaqueros y con la mano sujetando la cintura del pantalón se quedo parada. Nunca antes le había quitado un pantalón a un chico, nunca antes había visto ninguno desnudo. Pensó; si le pongo algo en el torso me será más fácil terminar de lavarlo. Dicho esto fue al armario y cogió un pijama, poniéndole la parte de arriba. Al bajarle el pantalón vio que tenía un gran corte en la pierna, no parando de sangrar. Se dirigió a recepción, pidiendo una venda para su amiga que se había cortado. Cuando volvió a la habitación Chang seguía dormido. Le empezó a lavar las piernas, muslos y a curarlo. Le puso el pantalón del pijama que acababa de coger del armario. De repente recibió un msn de su compañera de cuarto. Había conocido un chico y no venia a dormí. De este modo estarían solos toda la noche. Lo tapo, le dio un vaso de agua con una pastilla, se tumbo a su lado, quedándose dormida.

Chang se despertó al poco tiempo, se quedo mirándola y tocándole el pelo, separándoselo de la cara y le dijo en voz baja; no sé cómo te pagare el que me hayas salvado la vida. No te puedo decir quién soy, estarías en peligro de muerte, pero quiero decirte que nosotros siempre pagamos nuestras deudas.

Saray que escucho todo, haciéndose la dormida. De pronto abrió los ojos, lo miro y Chang la beso, terminando haciendo el amor. Para él no era una chica mas, para Chang esa acción sin interés ninguna, sin preguntarle nada, no llamando a nadie se gano su corazón, a sabiendas que nunca más la volvería a ver.

Cuando se despertó Saray, Chang ya no estaba, había desaparecido dejando una nota que decía; gracias por todo, siempre te estaré eternamente agradecido yo y mi familia. No te puedo decir más, solo que cuídate.

                      ATENTAMENTE

                                        Chang,  alguien que  no te olvidara.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed