Racionamiento

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
121 visitas

Marcar como relato favorito

Extraño era como sufría porque el gas iba a faltar. El racionamiento empezaba a las once y sólo podría usarlo hasta las ocho de la mañana. Otra tarde sin café. La comida, cualquier cosa hacemos predicaba, pero el café. Y así se pasó un mes. "Mañana por fin hay gas con normalidad", dijeron. Suspiró, era el último día de café hecho en arrocera.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed