Casos de bus 1

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
404 visitas

Marcar como relato favorito

"Pare señor", se oyó la primera vez con voz amable. En el retrovisor alzó los ojos atentos el conductor. El bus empezó a detenerse con lentitud, pero se pasó una cuadra más de donde muchos querían bajar. "¡Que pare señor!", se oyó por segunda vez y algunos se sumaron al coro; pero el paradero aún estaba lejos. En el retrovisor los ojos mostraron paciencia; sin embargo, entre los pasajeros crecía el malestar. Pasaron unos metros más y el reclamo fue generalizado. "No me vas a llevar a tu casa maricón". El retrovisor frunció el ceño, pero siguió; entre tanto la ira empezaba con sus malévolos consejos: “imbécil que no sabes dónde está la parada del bus”. Lo sabía por eso aún no detenía la marcha.

Al fin apareció la parada, el autobus se detuvo y los furiosos pasajeros se aprestaron a bajar, y cuando el último dejaba la puerta se oyó otro grito:

– ¡Gracias, vecino!

– De nada se adivinó en el retrovisor.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed