Extravíos

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
82 visitas

Marcar como relato favorito

Ahí estaban las dos: una más alta que otra, aunque fuera el mechero de su cabeza el que así lo insinuara. Una más flaca que la otra, cabello liso la pequeñita, ondulado aquella. Dos personajes de fantasía que ahora que reflexiono sólo existieron en mi imaginación inspirada por el silencio del parque, la calma de la noche y el dulce de un helado.

Todo inició y terminó de la misma forma como transcurrió, un va y viene de palabras que perfumaron el ambiente.

La forma taciturna y de mirada en fuga que caracterizaba a la una contrariaba la avalancha de preguntas que brotaban de un rostro de ojos grandes y pícara mirada de la otra.

Ambas curiosas en ratos de mutismo, porque el silencio también es una forma de curiosidad. Sin embargo, eran preguntonas y contestona la del mechero. Encantadora, obvio, porque tener contestación a todo puede ser una virtud, molestarse por eso es estupidez.

El caso es que aparecieron, hablaron, escucharon, sonrieron, preguntaron y desde mi humilde banco del parque hice lo mismo y al parecer fue un monólogo.

Lo extraño de todo es que fue tan vertiginoso que a lo mejor siendo ficticio es la única cosa real que me ha ocurrido hoy.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed