El caramelo

Por
Enviado el , clasificado en Cuentos
146 visitas

Marcar como relato favorito

La fila era extensa, había corcoveado por todo recoveco posible, ahora cansado, medio aburrido, parado con la mirada fija en otro chiquillo se quedó quieto. Pero su atención se dirigía al pequeño elemento recubierto por un papel plateado que brillaba en sus manos, resplandeciente, venido del paraíso de los dulces. Atontado siguió con la mirada sin mover un solo músculo de la cara los fugaces relampagos que desprendía el luminoso empaque que guardaba la engolosinante bolita. Saboreaba con sus ojos, obnubilado, con tal atención que cuando vio perderse el caramelo de colores entre los labios de su contemporáneo la realidad lo aplastó y brincó en el puesto con un espasmo de terror. De pronto el descenso del brillante papel lo revitalizó y con la esperanza fortalecida lo vio precipitarse en vaivén lento como agonía, y cuando casi llega al piso se lanzó con tal fortaleza que como un rayo se lo arrebató al suelo en el aire. Ya lo tenía en sus manos y se lo llevó a la nariz, y el aroma le penetró el alma.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed