LA LEY DEL BOSQUE

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
212 visitas

Marcar como relato favorito

 

 

–¡Una carrera a la cima!

Era divertido jugar, aunque ella siempre trepaba primero. No había perdedores, claro; los árboles estaban llenos de frutos, más que suficientes para ellos dos y para toda la aldea.

–Sigo hambrienta, ¡vayamos a pescar!

–¿No te gustan los frutos? –preguntó él.

–Gromm…, eres adorable. Te dan lástima los peces, ¿verdad? Somos ogros, es la ley del bosque: «No está mal matar para comer».

Tali era muy sabia para su edad; además, a él le resultaba imposible negarse a sus ojos verdes y a su cabello..., también verde.
Ambos terminarían pescando con sus manos mientras él, intentando ser disimulado, la vería reflejarse en el río. Necesitó años para animarse a expresarle sus sentimientos, años en los cuales forjaron una inquebrantable amistad.

 

______________________________________________

 

Hoy el río no refleja nada, porque está contaminado. De todos modos no queda nada qué reflejar; Tali murió tras beber de sus aguas, ni siquiera el viejo Chamán la pudo salvar.

Gromm aparta la mirada del río para encontrarse con un devastador escenario de árboles talados. A su alrededor, cientos de ogros esperan su discurso. Lo hace breve, Gromm no es muy elocuente; además, en su estómago vacío solo ruge una palabra:

«Humanos»

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed