Me toco

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
9465 visitas

Marcar como relato favorito

Comienzo a pensar en todo lo que hemos hecho, y puedo sentir como poco a poco me comienzo a mojar...

Me levanto de la cama en dirección a mi closet, y de allí saco mi bolso, ese que contiene todas mis cosas para jugar...

Me acomodo en la cama, me pongo un poco de tu perfume en mis muñecas, y en tu peluche... mi cuerpo comienza a estremecerse solo con los recuerdos que le traer ese olor... siento como palpita todo entre mis piernas, a medida que me mojo más y más...

Me pongo boca abajo, acomodo tu peluche entre mis piernas, su roce me excita aún más... en mi celular busco nuestros videos...

El roce del peluche sobre mi ropa interior me estremece, puedo sentir el temblor de mi cuerpo, y el ahogado gemido que se escapa de mis labios... Me siento cada vez más excitada viendo todo aquello que hemos hecho... Mi mente divaga en entre los eróticos y salvajes recuerdos... La nariz de aquel peluche se siente firme en mi clítoris ya muy excitado... Mi mano mueve el peluche, en lo que lentamente me comienzo a voltear hacia arriba... Comienzo con mis manos a recorrer mis senos desnudos, llevo mis dedos hacia mis labios para humedecerlos... Siento como mis pezones se endurecen cuando las yemas de mis dedos los aprietan... Mis uñas comienzan a bajar por mis costillas, haciéndome temblar y gemir... Estoy demasiado excitada, lubricada y deseosa pensando en ti...

Saco tu peluche de entre mis piernas, mis dedos comienzan a recorrer mi mojada ropa interior... Ya no puedo más y la saco de un solo tirón... Mis dedos deseosos se sientes subir y bajar... Estoy demasiado mojada, esperando por ti...

Siento como mi interior aprieta mis dedos, siento como todo está caliente y húmedo... Mi mano juega a entrar y salir, y la otra aprieta fuertemente mi seno...

Sin dejar de jugar dentro de mí, comienzo a buscar con mi mano algo alrededor... Lo siente duro y rígido entre los dedos... Ese, ese compañero fiel en mis momentos de deseo solitario... Lo lubrico un poco, y comienzo a recorrer mis labios con él bañándolo de mi húmedo placer... Siento su punta en mi entrada, y lentamente lo comienzo a meter dentro de mí... Resuena mi gemido en la tranquila noche... Mi cuerpo solo se retuerce de placer... Comienzo a moverlo cada vez más rápido y salvaje dentro de mí... Siento como mis paredes lo aprietan cada vez más y más... Mis senos duros entre mi mano que juega con ellos... Puedo sentir como la sangre se acumula... Como mi cabeza va dejando de pensar... Y el olor en el ambiente, tu perfume, nuestro video sonado en el fondo... Mi cabeza cada vez más perdida, mi vulva cada vez más excitada... El calor acumulándose dentro de mí, ya no puedo más.... Y siento como todo explota entre mis piernas, sigo, no quiero parar, dos, sé que pudo más, tres, y siento como todo se comienza a secar, cuatro, ahora solo lo dejo allí dentro de mi apretándolo suavemente con la contracción de mis paredes... Mi cama, mi cama está completamente humedecida... Mi respiración agitada, mi cuerpo temblando, mis piernas se cierran con él y mi mano aun al medio de ellas...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed