Me excita, que mi vecino vea a mi mujer(7)

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
7493 visitas

Marcar como relato favorito

Como os iba contando, todos mis deseos se iban cumpliendo, pues conseguí no sólo que Juan viese todo el cuerpo a mi mujer, sino también que la toquetease todo con sus manos untándola la crema, cuando Juan ya terminó de sobarla delante de mí, dice Laura Ufff me meo, con sus manos sujetándose el coño, me voy a mear, al mismo tiempo Juan dice pues yo también voy pues no aguanto más. Laura se sentó en la taza del wáter y Juan ya entró también en el baño con la polla ya fuera del pantalón y sujeta con su mano. Al mismo tiempo que Laura estaba mando, Juan se acercó al mismo tiempo a la taza y Laura abrió bien las piernas, para que Juan mease entre sus piernas a la taza del wáter, mi mujer le dijo, Juan apunta bien a la taza, pues su polla estaba erecta a la altura de la boca de mi mujer, Juan empezó a mear al mismo tiempo que lo hacía mi mujer, el chorro de Juan al estar muy excita do se dispersa a por todos lados, mojando toda de orín a Laura, por las piernas, el culo, e incluso la boca, ya que su polla estaba a la altura de la cabeza de Laura, así que mi mujer tuvo que cogerle la polla con la mano e inclinarse la hacía abajo, yo lo estuve observando todo, mi polla no podía más, me metí la mano y empecé a pajearme, vi como antes de que mi mujer cogiese la polla de Juan, Juan la estaba rozando su boca con su polla. Seguidamente mi mujer me dice cariño nos vamos a dar una ducha, pues Juan me ha meado todo. Yo la digo vale mi amor. Yo aproveche para ir al baño en ese momento y vi cómo se metían los dos en la ducha, una ducha muy pequeñita, como toda la casa, súper pequeña, Juan la rozaba con la polla por todos los lados, se echó en su mano gel de baño y empezó a frotar a mi mujer por todos los lados, empezó de abajo a arriba, por las pierna as iba subiendo hasta que llegó a su culo, ya que mi mujer estaba de espaldas a él, la frota a bien por todo el culo y el año, seguidamente se dio la vuelta mi mujer y Juan hizo la misma operación, empezó por sus piernas hasta que llegó a su coño frotando la y metiendo bien sus deditos. Laura estaba tan excita da, que gemía profundamente con gritos de placer. Yo seguía en el baño y les dije ¿qué tal vais? Muy bien contestaron los dos, vi cómo luego seguía frotando la las tetas y los pezones. Ya os seguiré contando...


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed