Doctor Panda 3

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
4167 visitas

Marcar como relato favorito

Doctor Panda 3

¡Qué hombre más esmerado en su labor de proporcionar placer! Después de lograr su cometido se recostó junto a mí y me besaba la boca, la cara, la frente y se reía como felicitándome por el tamaño de aquel orgasmo que él mismo había propiciado con aquel torbellino de caricias que todos los días recuerdo y deseo volver a sentir...

Cómo no ser recíproco y darle de "¿Su propia medicina?”. Besé sus labios, su cuello, su pecho... lamí sus pezones, bajé hasta su ombligo, saqué su verga ya mostraba gotitas transparentes que denotaban ese placer inmenso que estaba muy bien correspondido.

Comencé lamiendo en redondo muy suave, muy suave la punta de su v.... después me la fui tragando toda hasta tenerla toda en mi boca y así, puede darle lengua en las b...s..se me salían las lágrimas sintiendo el golpe en mi garganta pero de sólo oír sus gemidos me sentía más excitada que nunca.. él estaba boca arriba con las piernas abiertas y le introduje un dedo en el ojete aún con su nepe en mi boca, empecé a metérselo y me retiré para ver su cara. Estaba en un éxtasis que aún tengo grabada en mi memoria la expresión de su cara. Luego él se puso de pie y yo me arrodillé frente a él mientras lo más... a, abrí mi boca mientras lo miraba a los ojos y él podía ver como sus chorros caían en mi paladar e inundaban mi garganta. ¡Que delicia! De solo recordarlo... quisiera volver a sentirlo....


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed