LA  ESPERANZA  DE  UN  MAÑANA

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
417 visitas

Marcar como relato favorito

                                     LA  ESPERANZA  DE  UN  MAÑANA

Qué  bonito  ver  a  un  niño  nacer. Ir  a  los  parques  verlos  saltar, correr, jugar. Que  graciosos  escucharlos  cuando  aprenden  a  hablar. Con  sus  medias  lenguas, ni estudios, ni  formación, a  veces  sirve  para  entenderlos. Que dolor  sientes  cuando aprenden a  andar, tras  porrazo  y  caídas. Donde  a  veces salen porreaos y  los  ves  y dices; ¡jooo!, tienen  que  ser  de  goma, los  abrazas  y  lo  consuelas. Son   la  alegría  de  una  casa, la  felicidad  de  un  hogar, la  vida  de  una  madre  y  el  futuro  de  un  país.

¿Porque  siempre  pagamos  nuestras  impotencias, frustraciones, con  ellos? Si  no tienen  bastante  los  pobres  de  que  los  violen  los  pederastas. Los  maten  sus propios  padres, cuando dan con  maltrato, dentro de  sus  propias  familias. Les  hagan bullí, en  los  colegios, sus  propios  compañeros  de  clase.

 Ahora, también  hay  que  añadirle  la  mala  suerte, de  nacer  en  un país  donde  alguien  se  encuentra  en  el  derecho  de  invadirlo, que  los  roben, vete a  saber con qué  fines  maléficos. Ellos  dicen  para  reeducarlos, aunque  por  lo   visto  también  a recién  nacidos. Ya  me  gustaría  saber, estos  últimos,  que  educación  ha  podido recibir.

¿Qué  serán  estos  niños  el  día  de  mañana, si consiguen  llegar a adultos  vivos? Mejor  no  pensar, porque  a asomarse  a   pensarlo,  da  miedo.

 Yo   miro  a  mis  nietos  y  pienso  hacia  mis  adentros, que  suerte  habéis  tenido  de vivir  en  España, que  alegría  despertarse y  poder  tocaros, que  gran felicidad  poder abrazaros, aunque  eso  no  me  impida  pensar  en  todos  aquellos  niños  que tuvieron, tendrán la  mala  suerte  de  dar  con  depredadores, ya  sean  delincuentes o gobernantes de  un país. Si  a  eso  se  le  llama  gobernar, que  lo  pongo  en  duda, pues  un  niño  me  gustaría  saber que  le  a   echo.

 A   los  niños  se  les  debería de  cuidar, proteger, enseñar, pues es  el  futuro. Los niños  serán  nuestros  gobernantes  el  día  de  mañana, ¿Qué ejemplo se  le  está dando?, ¿el  coger  las  cosas  por  la  fuerza?, ¿el  imponerse, al  más  débil?¿quitar del medio al que te estorba?, ¿el  no ser responsable de  los errores cometidos?. Da  miedo mirar  y  pensar, quien  nos  gobernara, el  mañana.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed