SORAYA

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
394 visitas

Marcar como relato favorito

                                                           SORAYA

                                              

Miro y recuerdo ese día que te vi nacer. Que nerviosa me tenías. Veía a tu madre con dolores, ningún médico a su alrededor. Yo salía y entraba del paritorio, sin saber qué,  hacer. Por fin un medico se acerco, naciste, te lavaron y te pusieron en mis brazos, tan guapa, hermosa, te veías. Sujetabas mi dedo, habrías la boquita, llorabas. Te puse en el pecho de tu madre y por fin te dormiste.

Hoy me da miedo cuando sales de fiesta. Hoy pienso en los peligros que te rodean. Hoy veo las tonterías de tu edad con adelgazar. A tu 16 años, tonteando con chicos, siempre te veo con el mismo y pienso, ojala se tome su tiempo en la vida, ojala consiga su propósitos, ojala consiga estudiar lo que tanto le gusta, ojala sea feliz con el chico que tanto le fascina, pero la realidad y las posibilidades de que sea el último, son bien pocas.

El futuro, da miedo pensar, mejor no mirar. La vida a veces es cruel, lo que deseamos, lo  queremos. Lo que soñamos, lo añoramos. Nada es como lo planeamos, nada es como lo hemos deseado. La vida es una gran escuela de enseñanzas. Las más dolorosas son las grandes pérdidas, para la mayoría de los seres vivos, son sus seres queridos. Para otros, lo material. De lo que nunca podemos negar el ser humano, es el dolor a perder algo muy querido, sea lo que sea.

Dicen que a los nietos se quieren diferentes que a los hijos. Por mi parte creo que lo que vemos con mayor claridad, son los peligros. Con forme uno va creciendo, ve todo lo que le rodea de diferente manera. Si antes dejabas hacer a tus hijos algo que te pedían, ahora te cuesta estar más tranquila cuando quien lo hace son tus nietos. Por cualquier motivo todo se ve más claro. Sobre todo, el peligro y el ser imprudente.

El desear que tengas una vida llena de felicidad es ser hipócrita  y no ver la realidad. Así que mejor pedir que la vida te de tus sueños, que te traiga la mayor felicidad y que sea una existencia llena de grandes metas alcanzadas. Que puedas superar todos los problemas, todas las perdidas dentro de una gran fortaleza y acompañada de un gran Amor.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed