Julian y Leticia

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
655 visitas

Marcar como relato favorito

Julián  y Leticia

Julián, estaba en una etapa de su vida en la cual sentía que el aburrimiento  lo estaba gobernando y quería imperiosamente conseguir un cambio y pensaba como  expresar los recuerdos, que son parte de una vida,  y que  esas experiencia porian servir para seguir subsistiendo y adecuarlas para que el futuro sea más promisorio?

Mirar hacia atrás, hace  que se puedan tomar decisiones hacia adelante?

Estas son cuestiones básicas que Julián se hacía en una edad que como él decía, era la recta final de una vida concebida sin demasiados condimentos y  que representaba lo que recogió después de sueños, vivencias , esperanzas y desilusiones que lo marcaron con más cicatrices que las que hubiera deseado.

Sin bien económicamente no tenía sobresaltos, pues había sabido manejarse con comodidad, con sus hijos radicados en el exterior  y a los que veía una vez por año y separado desde hace mucho tiempo, con un matrimonio hecho pedazos por su gusto casi irracional por las mujeres, sentía que le faltaba algo para sentirse satisfecho. Siempre sus relaciones fueron lo que él llamaba pasatiempos, pues fueron la mayoría efímeras y sin ningún atisbo  de un sentimiento duradero, solo placer, sexo o una compañía agradable para demostrarse que aún estaba en estado de merecer, como les decía a sus amigos, a los que mantenía de toda la vida.

Alberto, con un matrimonio de muchos años, hijos y su adorable esposa Anita, a los que consideraba como   hermanos y eran  quienes recibían sus confidencias. Esteban separado como él pero habiendo armado una nueva pareja, pero con muchos problemas en su relación y estaba su hermana Carmen, con quien no tenía mucho trato, ya que tenían caracteres parecidos, lo cual generaba discusiones cada vez que se encontraban.

Hacía tiempo que se encontraba en una meseta emocional, habiendo superado alguna que otra sacudida con mujeres, con las cuales a la primera discusión las apartaba de su camino y buscaba otra. Llegaba la época de vacaciones y siempre salía del país, buscando relajarse, aprovechaba a visitar a su familia y luego seguía en soledad el rumbo elegido, en una rutina que ya le parecía tediosa, en ese momento pensó que quizá era bueno variar un poco y buscar un lugar desconocido para sentirse sorprendido y que le representase un incentivo en todo sentido.

Vagando por agencias de viaje, le ofrecieron una alternativa que parecía interesante, visitar varios países de África en un tour organizado para 20 personas, si bien eso significaba tener que hacer rutinas específicas, con excursiones y horarios organizados, tenía la posibilidad de armar recorridos propios y adentrarse en un mundo desconocido, era casi un mes y al menos saldría de algo tedioso y repetido y de pronto sintió que eso era lo deseaba. Encontró algo que le convenía de acuerdo al presupuesto y fecha y se largó a disfrutar de sus días de descanso, al llegar al aeropuerto,  observó al grupo con el cual compartiría sus tiempos, noto gente de todo tipo, parejas mayores, otras más jóvenes que parecían estar de luna de miel, y casi al final la vio: alta, de edad madura, morocha con una figura muy agradable a pesar de la ropa que la cubría, pero lo que le llamo la atención era su expresión, enmarcada por sus ojos negros y una dureza en el semblante, lo que marcaba a primera vista un carácter firme. Todo esto se le cruzó, pensando con quien haría este viaje, mientras hacían los tramites de embarque noto que nadie la acompañaba y el destino le dio una mano enorme, ya que compartirían sus asientos en el avión, lo cual le daba el margen suficiente, para entablar el dialogo necesario para conocerse. Al principio pareció no querer hablar demasiado, pero aprovecho para presentarse y supo que su nombre era Leticia y que viajaba sola, que era un viaje que quería hacer hace mucho tiempo y que pensaba disfrutarlo sin pensar en nada más que divertirse, luego le pidió disculpas y se quedó dormida, Julián pensó  que no era muy sociable, ya que él lo único que alcanzó  a decirle fue su nombre y dado el poco éxito obtenido que debería intentar algo más para llamar su atención.

Hola, estaba muy cansada, ya es hora de comer ?

Le dijo con una amable sonrisa, al despertarse, parecía haber cambiado de actitud, cosa que  a él le agrado de sobremanera.

Ya avisaron, así que será pronto y gozaremos de la agradable comida del avión, bromeó

 

Cuando hay hambre todo viene bien.

Comieron, y ella  luego tomo un libro para leer: El Arte de Amar.

Fromm? le dijo Julián interesado, “El amor es una decisión, un juicio, una promesa”.

  Leticia abrió grande sus hermosos ojos, sos sicólogo?

En absoluto, en mi época de facultad coquetee con esa rama, pero la verdad hurgar la mente humana no era para mi, vos si ?

Asintió

Si, y quizá por eso necesito descansar un poco de tantos traumas que escucho casi a diario, dijo con una sonrisa.

El hielo estaba roto, así que el tiempo del viaje se hizo ameno para ambas partes, supo que ella había planeado el viaje con su hermana, pero cuestiones familiares hicieron que tuviera que quedarse y a pesar de dudarlo decidió hacerlo sola, que era separada sin hijos y que desde hacía tiempo no tenía pareja estable y su  profesión ocupaba casi todo su tiempo. Él le conto de su vida y que se sentía cansado de una vida rutinaria y por eso intentaba cambiarla, con este viaje hacia lugares desconocidos.

De amores cómo andamos ? le pregunto curiosa.

 

No soy un santo, mas estando solo, ya que estoy divorciado, pero la verdad no tengo muchas ganas de volver a tener una pareja, y si bien mis hijos son independientes y están lejos, no quiero sentirme otra vez con las obligaciones que me generaría una relación estable.

 

Así que hay una colección de mujeres dando vuelta, volvió a sonreír.

 

No tanto, lo único para no pasarla solo, mis amigos me cargan y pretenden que me vuelva serio, pero por el momento estoy bien con mi vida, respondió amablemente.

 

El vuelo tenía como arribo el aeropuerto de Nairobi y con las escalas programadas una duración de 28 horas, con lo cual los tiempos eran interminables, con películas para ver, tiempos para dormir y por supuesto para charlas de cosas de la vida. Se fueron contando hechos que habían vivido y compartiendo confidencias, lo que hicieron que algo fortuito se convirtiera en una relación de casi amistad, a Julián le parecía increíble que le hubiese relatado situaciones que estaban muy guardadas en su mente y casi nunca las había sacado a la luz y ella parecía ser muy honesta en sus historias, aunque por momentos le daba la impresión que titubeaba mientras recordaba, pero suponía que era lógico por algunas de las cosas que le estaba contando.

La llegada a destino, hizo que se armara el contingente del tour y que cada uno tuviera su habitación de hotel asignada, para comenzar, el día siguiente con las excursiones planificadas. Julian, estaba seguro que la aparición de semejante mujer iba hacerle muy grato este viaje, así que su humor cambio radicalmente, esperando poder compartir el mayor tiempo posible, lo que sucedió casi en forma mágica. La primer cena, que compartieron, si bien con otra pareja, fue agradable y sus acompañantes les auguraron una pronta relación amorosa, a lo cual reiremos casi espontáneamente.

Las excursiones a lugares exóticos fueron muy interesantes, compartiendo con la gente del tour, lo que hacía que a la noche quedaran exhaustos para preparar la del día siguiente, que era una visita al poblado Masai, con Leticia las cosas seguían siendo agradables, aunque Julián quería llegar a algo más íntimo, pero ella se rehusaba diciéndole que era demasiado pronto y que prefería esperar un poco. El recorrido era extenso, requería estar muy atento de tantos paisajes que se les presentaban a la vista y se tuvieron que dividir en un par  de contingentes, y al llegar la noche pernoctaron en una cabaña con habitaciones individuales, luego de la cena se sintió un poco mareado por lo cual se fue a acostar rápidamente.

Al otro día al despertarse se encontró en un lugar desconocido, atado a una cama y rodeado de dos nativos con armas, que lo estaban custodiando y que hablaban una lengua que no comprendía, al instante ingreso Leticia.

Veo que abriste los ojos, discúlpame que estés en esta situación, pero quiero estar  segura que no hagas nada raro y que deba tomar alguna represalia.

Julián, no entendía absolutamente nada y solo alcanzo a balbucear:

Que esta sucediendo, porque estoy   atado ?

Ella acerco una silla, cruzo sus esbeltas piernas, prendió un cigarrillo y dijo:

Mi querido amigo, estos días fueron muy agradables y disfrute tu compañía, pero mi trabajo es primordial para mi, así que debía cumplir el plan trazado sin ninguna distracción.

 

Trabajo? De que carajo me hablas.

Sonrió, mientras se alisaba el pelo.

Bueno esto lo vengo realizando desde hace algún tiempo y la verdad no me puedo quejar de los resultados logrados, los hombres siempre se calientan por mujeres solas, que les hacen el verso y están dispuestos a cualquier cosa para acostarse con ellas, mi gente investiga siempre a las personas que se anotan en contingentes de viajes, en donde hay muchos hombres en esta situación y luego de analizar tu historia fuiste el elegido, te felicito.

Se rio con una carcajada que le sonó muy desagradable.

Pero esto es un secuestro, como explicaste lo sucedido a la gente que organiza las excursiones?

 

Por desgracia, en estas zonas recónditas, ocurren muchas situaciones en las cuales nativos se llevan personas que nunca más aparecen y de las que no se sabe nada, hasta después de mucho tiempo, así que este caso que se descubrió recién, se informó a la policía local que tomo nota y hará las investigaciones del caso, mientras el contingente seguirá adelante con lo planificado, y en mi caso volveré pronto a ser parte del mismo para no despertar sospechas, mientras te dejare a cargo de estos buenos amigos que te trataran con sumo cariño.

Julián, cada vez entendía menos.

Y vos que sacas de todo esto?

 

Bueno, ahora debo volver a hacer presencia y como mañana tenemos dos días libres, volveré y casi con seguridad tendré algunas noticias para darte.

 

Se acercó le dio un beso y se fue moviendo su trasero exageradamente.

Julián se quedó pensativo y lo que estaba seguro que pedirían algún rescate a sus hijos o conocidos para liberarlo, los cuales serían informados y de hecho harían sus investigaciones. Lo desataron y parecía que estaban seguros que no podría escapar pues le quitaron sus ataduras y pudo moverse por la habitación, le trajeron comida y observo que era una habitación cerrada solo con una puerta pequeña, de la cual salían y entraban sus captores, como mantenía su reloj, las horas le parecían que no pasaban nunca y cuando comenzaba a caer la noche, volvió a aparecer Leticia, junto a sus custodios armados.

Mi estimado amigo, tenemos dos días para nosotros solos, ya que la excursión nos deja elegir el destino deseado.

Volvió a reírse de forma desagradable.

Ya hemos puesto a tus hijos en tema, así que en este tiempo deberán cumplir lo pedido, mantenerse en silencio y cuando todo este verificado, volverás a aparecer sano y salvo.

 

Y si por algún motivo no pueden realizarlo?

 

Bueno, seguro la secta que se te secuestro tomara alguna represalia, después que se cumplan las 48 horas de plazo, pero no seamos tan dramáticos, siempre hemos conseguido lo solicitado, así que relájate y tómalo como un descanso obligado.

 

Otra vez esa horrible risa que lo enervaba.

Pero la policía local no investiga estos hechos ?

 

Somos muy cuidadosos, estos sucesos son comunes y por nuestra parte con lo que recaudamos nos permite hacerlos de forma espaciada y siempre tenemos alguna atención con nuestros amigos policías, para que también puedan disfrutar y dejarnos en paz.

 

Se fueron, no sin antes dejarle su cena, suponía que sus hijos estarían investigando a pesar que se lo prohibieron hacer y el rescate pedido?, ellos no eran gente demasiado rica si bien tenían un buen pasar, esperaba  a pesar de todo, que lo pudieran liberar pronto y con estos pensamientos se quedó dormido.

El día siguiente paso lentamente sin que le comunicaran nada y al otro escucho ruidos extraños y de pronto varios hombres irrumpiendo luego de romperse la puerta. Se apoyó en la pared esperando su inminente ejecución, pero escucho en ingles que le decían:

Tranquilo, somos de la policía, estas a salvo

Sintió que lo abrazaban con fuerza y vio a su hijo Luis, que le decía.

Ya paso todo viejo, ahora podes respirar tranquilo.

Se aferró a estos brazos que lo envolvían con cariño y no pudo evitar unas lágrimas de felicidad, era la primera vez que lloraba delante de él. Lo llevaron a otra habitación, según  lo que pudo observar, era una especie de choza de madera con barrotes en la entrada y otra pieza que seguro la utilizaban sus captores, pero que ahora estaba vacía.

Ávido de   información pregunto:

Como me encontraron ?

 

Soy el inspector Bahundi de la policía local y lo que ocurrió, es que estas situaciones, por desgracia se están haciendo habituales y no todas con final feliz. Cuando la agencia reporto su desaparición, comenzamos a hacer las pesquisas del caso y vimos que en el contingente había una mujer que nos resultó sospechosa, de la que teníamos algunas referencias y la cual daba siempre diferentes nombres, cuando se registraba en excursiones.

 

Tomo un respiro y mientras esperaba una confirmación de su ayudante, siguió:

En este caso se hizo pasar por compatriota suya y es evidente que le hicieron un seguimiento y averiguaron todo su patrimonio para ver si era una víctima interesante.

 

Y yo caí fácilmente, comento Julián

 

Sí, pero sino seguramente hubiera sido algún otro, continuo, así que al primer indicio del secuestro, la seguimos y llegamos a este lugar del cual teníamos conocimiento y esperamos el momento oportuno para ingresar y rescatarlo.

 

Y Leticia ? si es que es su verdadero nombre.

 

No, no lo es, su banda está muy bien preparada y cuando sintieron que estaban por ser descubiertos, huyeron y ahora mismo les estamos siguiendo el rastro, por suerte no alcanzaron a tomar represalias con Ud, pero seguro que no volverán a armar nada por mucho tiempo.

 

Y vos Luis, como te enteraste?.

 

Ayer a primera hora, cuando me informaron de tu secuestro, así que me tome el primer avión y me encontré con el inspector, quien me mantuvo informado de todo.

 

Pasado un tiempo y viendo las noticias, Julián se enteró que habían desbaratado una organización que se dedicaba a secuestrar a hombres solos, que buscaban conquistas en viajes de placer y que  pedían rescates  y al frente se encontraba una mujer, con su nombre real y cuya foto le era muy familiar.

Nota del autor:

La historia es ficticia, pero se basa en crónicas recogidas de la vida real, en donde aparecen este tipo de ilícitos que buscan a hombres incautos, que caen bajo el encanto de mujeres que son parte de bandas dedicadas a secuestros y a pedir rescate por la liberación de sus víctimas. 

Al relato publicado como cuento se lehicieron algunas modificaciones para encuadrarlo dentro de este topico


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed