PARA TI, QUE ESTAS HAY

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
303 visitas

Marcar como relato favorito

                                               PARA TI, QUE ESTAS HAY

Te siento pero no te veo, te noto pero no te toco. Te miro dentro de la oscuridad de mi habitación. Cierro los ojos, imagino tu cara, tu cuerpo, intentando  poner una silueta a tu visión, distorsionada con el pasar del tiempo.

 Cuando apareces de noche llamándome, mi cuerpo tiembla. Cuando me tocas, siempre es como si fuera la primera vez.  Cada día los juegos son nuevos. Cada instante el sentir es diferente. Cada  momento un suspiro al verte.

Espero con impaciencia la noche, tu llegada, tu voz, tu compañía. Mis oídos  claman al viento, el sonido de tus pasos al entrar. El notar de un leve suspiro, junto con una gota de tus lágrimas cayendo en mis mejillas, es el regalo de toda mujer al Sentirse amada.

Tus manos me cogen, tu ser me  protege, tu alma me consuela, tu respiración me da calor. Tus lágrimas limpian mi cuerpo. Tus besos lo secan. Siento ese amor donde ni el tiempo, espacio, ni lugar. Me lo ha podido quitar.  


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed