OASIS (Océanos Invisibles 1-4)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
349 visitas

Marcar como relato favorito

                                                                  OASIS    

                                               Océanos    Invisibles (1-4)

Mientras  tanto, en  las  colonias  de  sirenas, se  había  corrido  la  voz, de  que  un    heredero  a  la  corona,  había  nacido  en  el  mundo  humano.  Se  estaba   diciendo  que  podía  ser,  hembra .Se  decía  que  la  habían  visto  con  tiburones  y  peces  martillo  jugando  en  las  aguas  de  la  superficie. Se  hablaba  entre  los  habitantes  de  las  islas  que  era  aun  adolecente  y  que  todavía, no  tenía  la  mitad  de  los  poderes  despiertos, ni  conocimiento  de  quien  era.

 Poseidón,  siendo  todavía  joven, aunque  mayor  que   Adara. Siendo  primos  y comprometidos  a  matrimonio,  sin  saberlo  ninguno  de  los  dos. Pues  todo  el compromiso  se  debía  mantener  en  secreto, hasta   que  Adara  estuviera  prepara. Se  encontraba  con  la mosca  detrás  de  la  oreja. Andaba  bastante  inquieto, escuchando  las  habladurías  de  aquí  y  de  allí, sin  tener  certeza  de  que  fueran  verdad. No  estaba  de  acuerdo, el  no  quería  compartí  su  reinado. El  quería  ser  el  único  descendiente  de  los  Dioses.

 La  madre  reina  dándose  cuenta, de  que  el  único  varón  de  la  familia  estaba  dispuesto  de  buscar  a   Adara  y  desafiarla. Se  le presento  a  Luisa  en  sueños, pidiéndole  que   la  mandara  a  estudiar, lo  más  posible, alejada  del  mar, si  podía, a  otro  país  o  pasando  las  montañas.

Así  lo  hizo  Luisa, abro  con  Luis, su  padre, convencido  que  seria  para  un  gran  futuro  y  sobre  todo  para  su  bienestar del  mañana. La  mandaron  a  Francia (Paris).Adara  quería  estudiar  Veterinario  y  Biólogo   marino. Desde  que salvo  al  tiburón,  quiso  aprender  curar  a  todos  los  animales, tanto  marinos  como domésticos.

Adara  fue  creciendo, convirtiéndose  en  una  hermosa  mujer. Su  pelo  cada  vez estaba  más  rizado  y  más  oscuro, llegando  a  tener  un  color, negro  azabache. Pero lo  que  más  llamaba  la  atención, eran  sus  ojos. Nunca  se  habían  visto, a  nadie, con  un   color  tan  verde,  como  el  que  tenia  Adara. Si  la  mirabas  fijamente, parecían  esmeraldas. Todo  aquel  que  se  daba  cuenta, se  quedaba  hipnotizado  solo  con verla. Su  cuerpo  era  esbelto, alto, elegante, educada  y  sencilla al trato con los demás. Humilde, hacia  voluntariado  con  los  ancianos  y  ayudaba  al  hospital  con  los  bebes  y  siempre  la  encontrabas   dispuesta  a  socorrer  cualquier  animal  que  lo  necesitara.

Mientras  tanto, en  los  mares  de  Croacia, los  animales  marinos (tiburones  y ballenas) se  estaban  volviendo  locos. Luchaban  entre  ellos, llegando  a  hundir barcos  con  los  marineros  que  salían  a  pescar.

 En  uno  de  esos  barcos  iba  el  padre  de  Adara. A  consecuencia  de  uno  de  esos  ataques, su  nave  se  hundió , perdiendo  la  vida  en  el  mar, sin  poder  salvarse  ningún  tripulante  del  navío.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed