PASIÓN (semana santa)

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
422 visitas

Marcar como relato favorito

                                                            PASION

 

Todos  a  la  calle. Pantalones blancos. Camiseta blanca, faja en la cintura, sin olvidar el Costal en la cabeza. Sujetando el paso en el Costal, sin sentir el peso, tan solo por devoción al Cristo o la Virgen.

Penitentes en fila, siguiendo al paso con devoción. Uno detrás del otro, velas encendidas. Les siguen las mantillas, todas de encaje, todas seguras, siguiendo a su imagen llenas de fervor.

¡Vamos!, familia cofrade, hermandad, arranca  suave, por el camino de la amargura, todos juntos  pa´riba, hacia el cielo. Martillo, llamador, sus tres llamadas indicando que todos sigan el ritmo. Caminando  seguros, primero izquierdo, segundo derecho, mirando al frente. Gotas saladas recorriendo por las caras y espaldas de los costaleros húmedas del sudor del paso llevado a peso en su costal.  

Paran en un barcón, Saeta incluida con letras llenas de pasión, lagrimas en los ojos, piel de gallina al sentir la voz, a una imagen con fervor.

                                                                      SAETA

¡Heyyy!, estando  caminando, por el caminoo del monteee, haciaaa la cruzzz dell pecaoooo.  Llevando a cuestas el castigo de la humanidad, el pago de todo aquel, que hizo mal. Solo sus heridas sangrantes estando en la cruz, limpiando las atrocidades de la humanidad. Nos dio  un tiempo de paz y felicidad, con el pago en sus propias carnes.  Gritos, se siente de las gentes a sus pies. Su madre reclama al cielo, pide ayuda a un Dios que nos manda a su hijo a limpiarnos del pecaooo.

 

El canto acaba, el paso sigue su camino, donde van cayendo lágrimas de rosas del cielo. Las calles se llenan de gente, las calles lloran de pena, las calles siente su perdida, donde el entusiasmo de los feligreses y devotos se escuchan con un profundo silencio al pasar el paso llevado con los  costaleros con dolor.

 

Son días de alegrías para un pueblo Cristiano. Son días de turismo a ver como un pueblo pasea sus costumbres, culturas o creencias de fe. Son tristes para otros, por no estar todos juntos, por los que ya sean ido.  Son días de dolor de otros de ver cómo, las ambiciones de algunos pasan por encima del bienestar de las vidas de otros. Son lágrimas de rabia por no hacer ver que el amor es la felicidad y la paz. Son impotencias de pueblos aniquilados de animales, seres obsesionados de poder.                         

 

                                                                 FIN                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed