CONFLICTOS INTERNOS (1-3)

Por
Enviado el , clasificado en Drama
333 visitas

Marcar como relato favorito

         

                                      CONFLICTOS   INTERNOS

                                                             (1-3)

 

Jeremías  decidió,  debido  a  lo  ocurrido  con  la  chica, que  volvería  a  intentarlo  más adelante. Para  tener  la  mente  ocupada  y  no  pensar  en  lo  que  le  estaba  ocurriendo, se dedico  a  fortalecer  su  cuerpo  haciendo  deporte, sin  desatender  los  estudios. En  ese tiempo, se  estaba  convirtiendo  en  un  joven  admirado  por  todos. Tanto  por  lo  guapo  que se  estaba  trasformando  conforme  iba  cumpliendo   años, como  por  lo  inteligente. Pues  en  la universidad,  empezó  a  sacar  todos  los  exámenes, con  matrícula  de  honor. Consiguiendo  becas  y  ayudas  del  ejército, que  ofrecían  a  los  hijos  de  los  mandos  militares.

Cuando  tenía  18  años, lo  llamaron  para  el  servicio  militar. Por  sus  notas  decidieron  que si  podía  estudiar  mientras  hacía  la  mili, no  perdería  ningún  año. Solo  se  tendría  que presentar  a  los  exámenes, que  por  ser  hijo  de  un  Capitán, no  tendría  problema  de obtener  permisos  especiales.

 Al  padre  le  pareció  muy  perfecto, el  ofrecimiento  de  los profesores, aparte  de  sentirse  orgulloso  de  su  hijo. Pues  presumía  de  tener  un  hijo  tan listo  y  a  la  vez  tan  guapo. Un  compañero  del  cuarte  que  tenía  una  hija, llegaron  a  un acuerdo  de  palabra  entre  los  dos  padres. Cuando  hubiera  oportunidad  cada  uno presentaría  a  su  hijo/a, haber  si  podían  emparejarlos, manteniéndolo  en  secreto  hasta haber   acontecimientos.

Jeremías  le  pidió  un  favor  a  su  padre, que  intentara,  que  no estuvieran  juntos  en  el mismo  cuartel  y  que  no  le  digiera  por  ahora  a  nadie  que  era  su  hijo. Al  padre  le pareció  una  tontería, pues  el  apellido  no  miente. Pero  aun  así, se  lo  concedió.

Llego  el  día  de  entrar  a  filas. Todo  estaba  bien, mili  sin  complicaciones  y  estudios perfecto. Pero  dentro  del, había  una  inquietud  que  cada  día  estaba  más  presente. El estar  en  el  cuartel, era  peligroso,  en  cualquier  momento  podía  ocurrir  algo.

 No  sabía  cómo  iría  todo. Tenía  un miedo  terrorífico, el  cual  le  paralizaba  y  hacia  a  veces  que  tartamudeara. Solo  el  pensar  que  en  el  cuartel  se  enteraran  de  que  algo  no  estaba  bien  en  el, era como  querer subir  una  cuesta  y  quedarse  en  la  mitad, sin  aliento  y  sin tener  fuerzas  de  seguir  andando. Lloraba, lloraba  cada  noche. Miraba  si  alguien  lo miraba  con  malos ojos. Escuchaba  detrás  de  las  puertas, escuchaba  en  el  baño, se  paraba  a  oír  cada  vez  que  podía. Las  duchas  intentaba  hacerlas  casi  siempre  cuando  estaba  solo   o  mirando  a  la pared. Hasta  que  un  día, lo  pillo  por  sorpresa  y  algo  lo  delato, ocurriendo  lo  que  él  nunca  hubiera  imaginado, donde  toda  su  vida  paso  delante  del,  sin  poder  remediarlo.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                         


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed