100 DOLARES. Parte 2

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
317 visitas

Marcar como relato favorito

Este mes el dinero ganado ha sido poco, no se puede decir que ha sido un buen mes y los gatos siempre son los mismos o peor aumentan, a la salida de la escuela madre e hijo se dirigen al mercado a comprar algunos alimentos, el dinero es poco, por lo tanto cada producto que se mete en el carrito se va sumando para saber hasta dónde se puede comprar. El pequeño es muy solidario y amen de su corta edad comprende perfecto la situación y ayuda a la madre a hacer la cuenta de cuanto gastaran para saber si el dinero disponible alcanza, pero en esta ocasión algo fallo en la cuenta porque en la caja al pagar los productos faltaban 0,30 centavos para pagar la cuenta,,,, Dios mío que pena, dice Robby, terriblemente contrariada y apenada, tendré que dejar algún producto, no sabía cuál de ellos elegir, todos eran indispensables, pensó, el paquete de galletas de dulce pero al tocarlo la mirada del niño la disuadió, que difícil, bueno al fin se decidió por la mantequilla, el tiempo pasaba y las personas en cola en la caja eran un poco mal humoradas, un joven que estaba detrás amablemente le ofreció el dinero que faltaba, por un instante la joven dudo, pero al final lo acepto amablemente y termino este momento embarazoso. El día terminó y otro más estaba por venir. Al día siguiente cumpliendo con la rutina madre e hijo comenzaron su jornada, pero este martes a diferencia de otros días el niño terminada al mediodía la escuela, por lo que Robby aprovechando el receso del almuerzo se dirigió con paso apurado y un poco inestable, debido a los tacones que siempre usaba, hacia la escuela a recogerlo, luego retornaron al trabajo done el niño restaría con su madre hasta las 5 de la tarde. Pero este martes pasaría algo inesperado, la jefa de Robby, una señora en sus 60, simpática, de cabello blanco, la llamo con impaciencia: Robby, Robby, ven rápido, por favor!!!!!! Robby rápidamente se levantó de su silla y corrió a la oficina de su jefa seguida del niño, preguntándole porque la llamaba con tanta impaciencia que le había ocurrido, la señora le explico que iba a comprar algo para almorzar y al buscar en su monedero se dio cuenta que le faltaba un billete de 100 dólares, que estaba segura de tenerlo porque en la mañana los había visto, que lo más probable fuese que se le hubieran caído, que por favor le ayudase a buscarlos, así los tres comenzaron a buscar por toda la oficina, debajo de los muebles, de documentos y de cuanto encontraron en su camino, pero la búsqueda fue inútil y el billete de 100 dólares no apareció, dándose todos por vencidos. A las 5 de la tarde todo el personal de la oficina comenzó a marcharse, mientras Robby dijo que ella se quedaría un poco más para adelantar un poco de trabajo que al terminar ella cerraría la oficina y así a las 5.30 pm solamente quedaron en el centro de trabajo Robby y su pequeño vástago, en ese momento se materializo el plan que la joven tenía en mente, esos 100 dólares estaban en alguna parte de la oficina, ella los necesitaba, su jefa había renunciado a ellos, por tanto tenían que ser encontralos….


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed