Sin título

Por
Enviado el , clasificado en Microrrelatos
303 visitas

Marcar como relato favorito

La cortina tamizaba hilos de luz polvorienta. Había pasado media tarde en la sala, encendiendo un cigarrillo con la colilla del anterior.

Oí el chirrido de las bisagras al abrirse la puerta.

—Hola Mariana —murmuré, volviéndome hacia ella.

¿Sospecharía de mis amores con Paulina?

 

Cruzó la habitación y me besó en la boca.

Eso me distrajo. No advertí el relámpago del cuchillo.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed