EL REFLEJO DEL ALMA (El Espejo 1-2)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
468 visitas

Marcar como relato favorito

                                                   EL  REFLEJO  DEL  ALMA

                                                            El Espejo (1-2)

 

Al  morir  Daniela, las  tres  hijas  estaban  asustadas. Todas  pensaban  y  hablaban entre  ellas  quien  sería  la  próxima  y  que  tendría. Ninguna  sabia  quien  iba  a  ser  la  elegida. Todas  coincidían  en  una  cosa, fuera  lo  que  fuera, ninguna  de  las  tres  querían  ver  espíritus. Eso  les daba  mucho  terror.

Pasaba  el  tiempo  y  ninguna  daba  señales  de  nada. La  mayor  se  fue  a  trabajar  a Barcelona  y  las  otras  dos  se  quedaron  en  Madrid. Un  día  estando  Nina  viendo  la tele  llamaron  a  su  puerta, era  su  hermana  mayor. ¡Pasa! .Le dijo Nina  y  se pusieron a  hablar  de  sus  cosas. Al  cabo, como  de  dos  horas, vino  su  otra  hermana, llamo  a  la  puerta  y  al  abrir, Nina  la  encontró  muy, muy  nerviosa. Al  entrar  le  dijo;

--- Nina  siéntate, tengo  que  decirte  algo.

--- ¿Qué  es?, contesto  Nina.

---Nuestra  hermana  ha  muerto  en  un  accidente.

---No  puede  ser, está  aquí, mírala  está  sentada  viendo  la  tele  conmigo, ha  venido hace  dos  horas. Mírala  esta  hay, ¿la  ves?

---No   Nina  hace  como  dos  horas  y  media  que  murió  llegando  al  hospital.

Las  dos  se  miraron. Ya  sabían  quién  era  la  siguiente  en  la  sucesión  del  Don. Ya sabían  que  Don  tenía. Era  Nina  y  su  aportación  a  la  humanidad   era tranquilizarlos , verlos, hablar  con  ellos, ser  un  trampolín.

En  ese  momento, se  levanto  su  hermana (muerta), las  miro  a  las  dos, les  dijo adiós  y  que  las quería  mucho  y  poco  a  poco  se  fue  dirigiendo  hacia  una pequeña  luz  que  se veía  a  los  lejos. Al  desaparecer, también  desapareció  la  luz, tras  ella. Nina  se  sentó  y  se  echo  a  llorar.

A  partí  de  ese  momento, empezaron  a  suceder  sucesos, cuando  ella  menos  se  lo esperaba. Un  día  estando  en  la  cola  de  la  tienda, dijo  el  dueño;

-- el  siguiente.

Al  lado  de  Nina  había  una  señora  con  dos  niños. Nina  le  dijo;

--- perdone ¿le  toca  a  usted?

 En  ese  momento  el  dependiente  la  miro  diciéndole  si  quería  algo, pues  tenían   que  cerrar  la  tienda,  ya  que  era  tarde  y solo  se  encontraban  él  y  ella. Nina  sintió  vergüenza, pidiéndole  disculpas  y  saliendo  del  paso, diciéndole  que  estaba  mirando  algo.

Al  salir  de  la  tienda, el  fantasmas   con  sus  hijos  la  seguía. Nina  se  dio  la  vuelta, preguntándole  si  necesitaba  algo, no  sin  antes  mirar  que  nadie  la  viera  hablando sola.

La  difunta  le  dijo  que  sí. Que  se  habían  muerto  de  varicela  y había  dejado  otro  hijo. Que  vivía  en  un  pueblo  cercano. Si  podía  visitarlo  de  vez en  cuando,  pues  su  hijo  estaba  en  una  casa  cuna,  de  huérfanos  y  no  tenía a  nadie  más. Pues  los  familiares  más  cercanos, murieron  en  la  guerra  y  los  que quedaban  no  se  podían  hacer  cargo  del  niño . Nina acepto, prometiéndole  que  ella  visitaría  al  niño y  haría  todo  lo que  pudiera  por  él. La  madre  le dio las  gracias.  Ella  y  sus hijos,  empezaron  a  caminar  desapareciendo  entre  la  niebla  que  en  ese  momento  había  en  las  calles.

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed