DESDE MI APOSENTO,NO ME POSTRO

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
366 visitas

Marcar como relato favorito

Desde mi aposento vislumbro tú forma

 la que atemoriza, la que enferma,

 evoco mi rostro que se transforma.

 

No me creas muerta, encuéntrame viva,

no acepto destino, detengo mí  suerte,

creo merecer tiempo, soy alma compasiva.

 

Del pensamiento adictivo, eres la sombra,

noche sin luz, cuerpo al acecho  

tiniebla del mal recuerdo que asombra.

 

Eres fatalidad, fin,suceso de vida 

antes y aun después, eres agonía,

traje que no abandonas, es medida.

 

Del cuadro oculto, la imagen tenebrosa,

 suspendes existencias, truncas y extingues historias,

 capítulo, mala parte del cuento, azarosa.

 

 Visita inoportuna, sin licencia de nadie,

eres presencia oscura, siniestra e inexorable,  

 estorbo de un escenario, que repudie.

 

Eres la sensación que hoy enrostro, 

 Ángel de Muerte, no me entrego

 ante tu pretensión… ¡no me postro! 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed