MEMORIAS ( La sombra de los recuerdos 1-3)

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
359 visitas

Marcar como relato favorito

                          LA SOMBRA DE LOS RECUERDOS

 

                                                          (1—3)

 

Recuerdo  que   al  principio  solo  heramos  tres  vecinos. Donde  la  puerta  de entrada, todavia  se  cerreba  con  una  cadena  y  un  candao. Pero  lo  que  mas  nos gustaba  a  casi  todos  los  niños  del  edificio  era  que  al  primpicio  el  asesor  se quedaba  atrancado, nos  sentabamos  y  esperabamos  y  con  suerte, perdiamos  el colegio, jajajaj.

 Al  completar  el  edificio  y   venderse   todos  los  pisos, tambien  se  lleno  de  niños, pues  todos  los  dueños  eran  jovenes. Nada  mas  que  mi  planta  eramos  doce  niños, en  otras  plantas  eran  mas. El  bloque  tiene  siete  plantas  por  cuatro  pisos, aceros  una  idea. Ahora  solo  quedan  los  padres  o  lo  han  vendido, aparte  ya  no  es  como  era  antes.

  Como  no  habia  todavia  nadie, en  aquellos  dias,  que  se  ocupara  de  la  zonas  de  juegos  y  donde  se  podia  sembrar  plantas. Un dia  decidimos  entre  todos,  habrar  y  pedir  permiso,  si  mientras  todo  se  iba  encaminando  a  su  cauce, podiamos  encargarnos  nosotros  de  cuidar  la  zona  de  abajo. Tanto  del  jardin, como  de  la  limpieza. Nos  dijieron  que  si. Mi  hermano  era  el  mas  serio  de  todos  y  el que tenia  la  cabeza  puesta  en  su  sitio.

Por  aquellos  dias  hacian  obra  en  un  barrio  llamado  Caseria  de  Montijo, iban  a  hacer  un  parque  y  edificar  un  terreno. Todos  los  pinos, arboles  y  plantas  las  quitaron. Como  teniamos  el  colegio  cerca, se  le pregunto  a  la  gente  que  estaba  trabajando  un  dia  a  la  salida  de  clase, diciendonos  todo  lo  verde  que  no  volverian   a  plantar.

Habian  muchos  pinos  grandes( tan  grandes, que  recuerdo  que  uno  tuvimos  que  llevarlo  entre  cinco niños, cuesta  abajo, jajjajaj), rosales, etc. Hicimos  una  reunion  de  niños  del  edificio  y  decidimos  bajarnos  todo  lo  que  pudieramos  y  que  ellos no  iban  a  necesitar. ¡Que  bonito  quedo  mi  edificio! Pusimos  pinos, rosales  arboles  pequeños, juntamos  el  poco  dinero  que  todos  teniamos,  terminando  comprando  los  ultimos  detalles.

Todavia  quedan  algunos  de  los  nuestros  sembrados, otros  ya  lo  quitaron  pues  hicieron  cocheras, faltaban  parquin  para  dueños  de  las  viviendas  a  la  hora  de  reparti  y  cogieron  zonas  verdes.

Las  navidades  fueron  una  pasada. Todos  los  niños  del  bloque  con  tapaderas, zambonbas, botellas.  Aquello  era  un  gran  escandalo . Asta  desdes  mi ventana  de  mi  cuarto que  daba  al  edificio  de  enfrente , nos  juntabamos  con  petardos  en  la  calle. Recuerdo  que  nos  poniamos  notas  en  los  cristales  y  desde  enfrente  y  claro  con  lenteojos,  los  leiamos. Antes  habia  mas  ingenio  que  ahora. Pero  bueno.

Paso  el   tiempo  y  con  ello  los  años. Yo  me  fui  de  mi  casa  y  mi  hermano  decidio estudiar  Vellas  Artes. Los  problemas  de  mi  casa  como  que  se  apaciguaron.  Termino  sus  estudios , montando  solo  un  taller  de  restauracion.

Se  hizo  muy  amigo  del  sacerdote  de    la  iglesia  del  Salvador  del  Albahicin.  Esa  iglesia  fue  quemada  en  la  guerra  civil. El  sacerdote  le  ofrecio  a  mi  hermano  restaurar  el  Artal. Con  el  tiempo  la  asociacion  de  vecinos  decidieron  dar  un  dinero, para  poder  pagar  el  material, para  su  arreglo, ya  que  era  muy  costoso.

 El  siguio  por  entonces  haciendo  las  cruzes, pero  esta  vez  en  la  plaza  del Albahicin. Durante  el  tiempo  que  duro, solia  ser  siempre  el  primer  premio, creo que  uno  o  dos, solo  fue  el  segundo.

Por  aquellos  entonces  habia  mucho  vicio  por  todos  los  lados. Ahora, tambien , pero  diferente  en  aquellos  tiempos. Un  dia  se  le  ocurrio  hacer  un  paso  de  niños  de  familias  desestroturadas, durante  un  tiempo, asta  que  fueran  mas  adultos  y  asi  ser  mas  responsables  y  desde  luego, quitalos  de  la  calle.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed