La golpiza.

Por
Enviado el , clasificado en Drama
407 visitas

Marcar como relato favorito

Aquel pueblo parecía de gente pacífica, pero era sólo una apariencia. Conforme fuimos ingiriendo alcohol empezamos a contemporizar. De la contemporización se pasó a la falsa sensación de estar como en casa. De ahí a la afrenta va un paso muy libiano. Tanto que se puede escribir con "v", si se quiere. Y de las faltas de ortografía a las de la autoestima de los demás, todavía más ligero. El caso es que hubo bronca en el local, pues los pusimos en la alternativa de agachar la cerviz o liarse a hostias con nosotros. Y eligieron lo segundo.

Tampoco hubo golpes contusos, que fueron unos puñetazos, bien arreglados, pero puñetazos. En realidad fue una experiencia catártica.

La dimos por bien empleada.

Cuando en el siguiente pueblo fuimos a tocar, les extrañó un poco que todos lleváramos un ojo morado.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed