Tu padre.

Por
Enviado el , clasificado en Poesía
408 visitas

Marcar como relato favorito

Aunque tú te muestres remiso a creerlo, tu padre también fumó porros, y a tu madre también le metieron mano, antes de conocer a tu padre. O iban a ser tus padres la excepción. Puede que sí y puede que no. Eso no te lo explican los maestros, pero te lo explico yo. 

 En tal tesitura andábamos, que nuestro amigo, ante aquel oráculo de sabiduría que era su compañero de pupitre de segundo de ESO, en lugar de mascar amargamente aquella sospecha, lo planteó abiertamente en su casa, a la hora de cenar.

 Al padre se le atragantó aquel bocado que se estaba llevando a la boca en cuanto dijo lo de meter mano. Por lo que el muchacho también aprendió, aquel mismo día, que una cosa era la sinceridad y otra la conveniencia.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed