ROMANCE CON ESPINAS (1-2)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
410 visitas

Marcar como relato favorito

                                                ROMANCE  CON  ESPINAS

                                                                  (1-2)

 

Al  llegar  al  barco, un  joven  les  dijo  donde  se  tenían  que  dirigir. Les  había  tocado, la  cubierta  15. Estaba  equipado  con  16  cubiertas. El  camerino  de  las  chicas, estaba  al  lado  de  los  padres.  Cuando  llegaron, las  maletas  estaban  en  las  puertas  de  los  camerinos. Cogieron  sus  maletas, entraron  y colocaron  todo  en  sus  respetivos  almarios.

Las  chicas  lo  colocaron  todo,  antes  que  los  padres, si  se  podía  decir  colocar, pues  lo  metieron  todo  sin  sacar  de  las  maletas.  Dirigiéndose  deprisa  al  cuarto  de  los  padres  y  bajaron  todos  juntos  a  comer  a  uno  de  los  comedores. Pues  Bruna  empezaba  a  tener  dolor  de  estomago. 

Después  de  comer, las  niñas  pidieron  permiso, para  investigar  los  alrededores. Pero  Leticia  les  pidió que  antes  de  salir, deberían  de  tenerlo  todo  colocado  y estar  en  sus  habitación  a  las  19,00  horas  para  ducharse, vestirse  y  bajar  a  cenar  todos  juntos  a  las  20,00 H. Las  chicas  aceptaron.

 Salieron  corriendo, lo  colocaron  todo  y  juntas  se  fueron  a  inspeccionar  todo  el  barco. Para  las  jovencitas, era  una  odisea. Todo  era  muy  bonito, pero  lo  que  más  se  quedaron  prendadas, fue  las  zonas  de  ocio   para  los  más  jóvenes  y  por  supuesto  las  piscinas. La  más  grande  con    aquel  trampolín  tan  alto. Eso  se  quedo  encantada  Shayla. Pensó, cuando  pueda, me tirare  desde  lo más  alto.

Acercándose  a  la  hora  que  tenían  que  volver  y  viendo  que  no  se  acordaban  muy  bien  del  camino. Decidieron  preguntarle  a  un  camarero, dándole  este  la  información  para  poder  llegar  a  sus  camerinos. Se  ducharon, se  cambiaron  y  se  fueron  con  sus  padres.

Todos  bajaron  a  cenar  a  uno  de  los  restaurantes. A  acabar, decidieron  dar  un  paseo  por  las  cubiertas. Viendo  que  hacia  una  noche  maravillosa, que todo  el  paisaje, como  el  cielo  cubierto  de  estrella, invitaba  a  contemplarlo. Asta  en  ese  momento  Bruna  le  dijo  a  los  padres;

--- mira  papá  una  estrella  fugaz. Vamos  pedir  todos un deseo.

Todos  cerraron  los  ojos, se  cogieron  de  las  manos  y  pidieron  sus  deseos. Los  siguientes  días  a  este  estaban  envueltos  de  felicidad. Se  apuntaron  a  baile, iban  a  las  piscinas, jugaban  a  la  tómbola, iban  al  cine.

En  cada  puerto  que  atracaban, bajaban  todos  de  excursión. Estuvieron  en  Venecia, Creta, Split, Corfú, Dubrovnik, Argastolí. 

Estando  entrando  en  las  aguas  de  Turquía, Leticia  empezó  a  nota  que  Shayla, le  empezaba  a  gustar  estar  mucho  tiempo  sola  en  la  cubierta, siempre  empezando  a  oscurecer. Un  día  Leticia  le  pregunto qué  hacia  tanto  tiempo  apartada  de  todos. Contestándole  Shayla;

--- Mamá, no  estoy  sola, quedo  con  un  amigo  y  hablamos  en  turco.

--- Hija, ¿dime  quien  son  sus  padres? , para   quedarme  tranquila. Es  más, podemos  quedar  todos y  ir  a  la  piscina  o  tomar  algo.

--- Mamá, tú no  puedes  verlo, no  es  de  este  mundo. Cuando  llegue  el  momento, lo  conocerás.

--- Anda  Shayla, tu  siempre  con  tus  fantasías. Contesto  su  madre.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed