Farah

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
369 visitas

Marcar como relato favorito

Farah

Tiene apenas 28 años y vive hace 8 como mujer. Cuando apenas tenía 4 años su abuela empezó a vestirlo como niña , al observar como a escondidas usaba algunos de sus trajes de bailarina; sus padres lo dejaban largas temporadas con su abuela mientras ellos trabajaban.
Cada vez que la abuela lo cuidaba lo vestía con sus trajes de cuando bailaba en el Cabaret Tropicana. pidiéndole siempre guardara el secreto. Él siempre sentía atracción por las historias de su abuela y sus fotos con aquellos vestidos luciendo su despampanante figura semidesnuda y las plumas, cuando le contaba mostrando los álbumes de fotografías con Nat King Cole, Frank Sinatra, Libertad Lamarque, Celia Cruz, Bola de Nieve, Elena Burke y muchos más artistas famosos de la época.
Un día su padre que era un guajiro rudo lo descubrió y con violencia se aseguró de disciplinarlo a base de golpes y maltratos.
Un día su tío abusó de él , desde entonces lo hacía cada vez que quería.
En una ocasión le contó todo a su mamá quien no le creyó , su padre que tampoco le creyó pensó que solo quería llamar la atención. Así que empezó a aplicar una disciplina cada vez más agresiva pensando que así lo haría más hombre.
A los 11 años ya había sido vestido de niña por su abuela, castigado
brutalmente por su padre y violado sexualmente por su tío en más de una ocasión.
Cuando su padre lo golpeaba se tiraba al suelo a llorar y a gritar hasta que un día decidió guardar silencio porque pensaba que esta sería una mejor manera de defenderse , se mentalizó que sin importar lo duro que fuera el castigo no iba a llorar. Su solución fue tratar de ser el mejor en todo , ser más competitivo y agresivo , quería silenciar esa imagen femenina que todos tenían de él ,trató de ser el mejor alumno de la escuela, hasta comenzó a practicar lucha libre , donde también el entrenador abusaba de él pero ya estaba más seguro de sus anhelos y también empezó a disfrutar de ese cuerpo musculoso y su deliciosa pinga, aprendiendo así el arte de seducir a los hombres y hacerlos felices.
Un día decidió ir a un psicoanalista quien lo diagnosticó con disforia de género , erróneamente por supuesto , y le recetó unas hormonas para empezar el tratamiento , ese diagnóstico estaba muy equivocado , y le insinuó que podía someterse a una operación para cambiarse de género . Cayó en una depresión severa y comenzó a vestirse de mujer mientras se prostituia y se alcoholizaba.
Encontró un grupo de apoyo y comenzó su camino , empezó a recibir clases de baile, canto, y se convirtió en una famosa drag queen .
Hoy trabaja en el Cabaret Las Vegas .

“Puede que la apertura no desarme completamente los prejuicios, pero es un buen punto de partida”. – Jason Collins


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed