LA MALDICIÓN (1-1)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
583 visitas

Marcar como relato favorito

                                                      LA       MALDICIÓN 

                                                             (1-1)

 

Se  llama Josep. Tiene 23  años. Es  el  hijo  del presidente  de  un  país  asiático, que  ha  invadido  otro  país  vecino  de  la  zona  llamada  Eurasia. Comenzando  una  guerra  de  unas  consecuencias  imaginarías  para  el  mundo  entero.

Desde  pequeño  había  vivido  el  odio  que  sus  padres  sentían  por  el  otro  país  vecino. Había  estando  escuchando  que  eran  muy  dañinos, que  eran  terroristas, que  se  querían   unir  a  los  occidentales  para  poder  tener  aliados  y  que  les   querían  perjudicar  en  el  comercio.

Decidió  unirse  al exterminio  de  los usurpadores, que  tantas  veces  le  había  dicho  sus  padres. Decidió  aniquilar  de  la  fa  de  la  tierra  Asiática, todo  aquel  que  no  tuviera  sus  ideales, rasgos  o  sencillamente  no  hablara  el  mismo  lenguaje  que  ellos. Decidió  sin meditar, ni parpadear  y  con  la  mente  fría, hacerse  pasar  por  aldeano, aniquilando  toda  persona, sea  niños, ancianos, mujeres  o  soldados  que  se  encontrara  por  su  paso. Pero  con  una  frialdad  de  maldad  inimaginable  para  la  mente  humana.

Un  día, entro  en  un  pueblo  pacífico, aislado  de  la  zona  de  batalla, arrasándolo  sin  dejar  sobrevivientes. Cuando  entro  para  verificar  que  no  quedaba  nadie  con  vida, percibió  un  bebe  de  unos  3  meses  que  se  movía. Su  madre  lo  había  tapado  con  su  cuerpo. Decidiendo  llevárselo, pensando  que  más  adelante  lo  utilizaría  de  arma  de  combate  contra  los  enemigos  de  su  país.

Otro  día  entro  en  un  hospital  cogiendo  a  las  madres  que  estaban  apunto  de  dar  a  luz, sacándole  a  sus  hijos  del vientre,  antes de tiempo y tirándolos  a los cocodrilos para que se los comieran.

Era  tal  las  atrocidades  que  iba  produciendo por su camino, que su nombre  era ya conocido  por todo el territorio central  de Eurasia. Nadie  quería  ayudar  a  ese  país, pues  temían  que  Josep  se  les  apareciera  y  les  hiciera  algo  a  sus  seres  queridos.

Por  el  camino  de  regreso  a  su  casa, pues era  el  cumpleaños  de  su  madre  y quería  visitarla. Se  encontró  una  anciana  que  iba  con  un  burro  por  los  montes. Nadie sabía  cómo  apareció  en  aquellos  pasajes. No  había  ningún  pueblo  cercano, ni  aldea. El  conflicto  estaba  bastante  alejado  de  allí. Ella  parecía  asiática, pero  hablaba  español.

La  señora  le  pidió  ayuda. Josep burlándose  de  ella, atándola  a  un  árbol, para  que  los  lobos  por  la  noche  se  la  comieran. La  señora  que  parecía  como  de  unos  70  años, lo  miro, con  un  tono  de  voz  tranquila  y  muy  relajada  le  dijo, yo  te  maldigo  y  siguió  diciéndole, mientras  Josep  se  le  reía  mirándola  fijamente;

--Te  di  la  oportunidad  de  redimirte  y  si  embargo  planeas  mi  muerte  con  frialdad. Desde  este  momento  hasta  que  encuentres  el  significado  de  la  vida  y  devuelvas  bien  por  mal. Contrarrestando  una  acción, con  otra.  Mientras  tanto sentirás  en  tus  propias  carnes el  dolor  que  tu  estirpe  a  causado. Padecerás  una tras  otra  sin darte tiempo a levantarte,  el  sufrimiento  ajeno  que  as  ocasionado.

Dicho  esto, como por  arte  de  magia, levanto  la  mano  y  con  una  fuerza  desmesurada, lo expulso  hacia  tras, tragándoselo  un  árbol  enorme  y  veterano,  que  estaba  en  ese  bosque  y  siempre  se  había  oído  hablar  que  estaba  encantado.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed