LA TERCERA JUVENTUD (Divino Tesoro 1-2)

Por
Enviado el , clasificado en Drama
529 visitas

Marcar como relato favorito

                                            LA  TERCERA  JUVENTUD

                                                 (Divino  Tesoro  1-2)

 

Recordaba su  primer  beso. Un  beso  dulce, cálido, tierno, pero  a  la  vez temeroso y  con  temblor  en  todo  su  cuerpo. Con  miedo, por  ser  algo  nuevo  para  ella. Con  temor  por  si  sus  padres  lo  notaban, al  volver  del  cine.

 Recordó  su  boda, el  vestido  blanco, hecho  a  medida, los  zapatos  de  tacón  fino  con  un  lazo  atrás, el  tocado  y  lo  más  importante  para  ella, la  noche  de  bodas. Recordó  cuando  Ángel  empezó  a  acariciarla  por  primera  vez. Sus  manos  se  deslizaban  por  su  cuerpo  con  delicadeza.

Recordó  aquellas  palabras  que  tanta  vergüenza  le  daba  escucharlas  y  que  estaba  recordando  con  nostalgia;

--- Trini ¿te  duele?  Dime. Mirándola  a  los  ojos.

Su  primera  vez,  donde  siente  que  no  solo  pierde  un  recuerdo, si  no  su  vida  y  su  gran  amor.

Recordando esa  noche  se  puso  colorada, pensó, nadie  me  ve, echándose  a  reír.

Cuando  volvió  a  pensar, ¿ y  ahora  porque  me  rio?Pero  al  cabo  de  los  segundos, volvió  a  olvidarse  de  lo  que  había  pensado  y  porque  se  reía. Se  levanto, dejo  el  almanaque  en  la  mesa, fue  al  baño, hizo  sus  necesidades  y  al  volver  vio  el  almanaque, lo  cogió, lo  miro, vio  la  fecha  y  recordó.

Trini  se  puso  a  llorar, Trini  se  dio  cuenta que  Ángel  ya  no  estaba  ahí. Pero  de  pronto  le  vino  a  la  memoria, su  dos  hijos  y  sus  4  nietos. Trini  sonrió.

--- Quería  recordar  los  nombres  de  sus  nietos; pero  ya  no  se  acordaba.

---Quería  acordarse  de  los  años  de  sus  hijos; pero  ya  no  lo encontraba  en  su  memoria.

---Quería  pensar  cuantos  años  tenía  ella; pero  su  memoria  decía  20

De pronto  Trini  echa  a  llorar, teniendo  un  poco  de  lucidez, diciendo, ¿Por qué, Dios  mío, porque?, pero  a  los  pocos  segundos ya  no  se  acordaba  porque  estaba  llorando.

En  ese  momento  entro  su  nieta, preguntándole  si  había  desayunado.

---Trini  no  se  acordaba, pero  dijo  que  si, para  que  no  le  regañaran.

Le  pregunto  si  se  había  tomado  la  medicación.

 ---Trini  dijo  que  sí, por miedo  a  que  se  dieran  cuenta, que  ya  no  se  acordaba.

Le  pregunto  si  se  había  duchado.

--- Trini  dijo  que  si, por  miedo  a  perder  su   intimidad, apartándola  de  su  espacio.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed