LA TERCERA JUVENTUD (Divino Tesoro 1-3 Final)

Por
Enviado el , clasificado en Drama
596 visitas

Marcar como relato favorito

                                      LA  TERCERA  JUVENTUD

                                                 (Divino  Tesoro  1-3)

 

Pero  sus  hijos  se  dieron  cuenta  que  ya  no  podía  estar  sola, terminando  por  meterla  en  un  centro  para  adultos. Trini  cuando  tenía  ráfagas  de  lucidez, lloraba, pero  a  los  pocos  segundos, ya  no  se  acordaba  porque  lloraba.

 Trini  ya  no  sabía  para  que  servía  una  cuchara  o  un  tenedor. Dejo  de  saber  masticar, incluso  de  tragar. Trini  se  quedo  metida  en  su  mundo, un  mundo  donde  dicen  que  no  hay  nada, pero  donde  para  otros  es  un   mundo  sin  recuerdos, ni  dolor. Pues  para  unos  fueron  años  de  felicidad, para  otros  fueron años  de  tristezas  y  perdidas.

Caminaba  día, tras  día. Nunca  miraba  hacia  delante, siempre  iba  mirando  abajo. Una  mañana, no  sabía  bajar  los  pies  de  la  cama. Su  cuidadora  asignada  le  decía;

---- Trinidad, baja  los  pies, mi  niña  ayúdame, tu  puedes.

 Trini  se  reía, la  miraba  o  sencillamente  solo  sonreía  a  esa  auxiliar  que  pensaba  que  era  algo  suyo. Suyo, como  familia, como su  madre, como  su  hija, como  sus  nietos  o  tan  solo  un  recuerdo.

Algo  que  le  perecía  como  su  más  preciada  joya. La  veía  todos  los  días, la  duchaba, le  daba  el  desayuno  y  la  comida. A  cambio  Trini  le  sonreía  y  la  besaba. Aunque  no  fuera  realmente  su  familia , pero  para  Trini  era  , un  abrazo, un  beso, un te  quiero. Un  segundó, un  minuto, unas  horas, una  vida, un  recuerdo.

Pasaban  los  días  mirando  por  los  cristales. Enfrente  estaba  las  montañas, veía los  pajarillos  volando, sentía  el  viento  soplar, escuchaba  las  gotas  caer  cuando  llovía. Todo  era  antiguo  y  a  la  vez  nuevo  para  ella. Su  mente  sin  recuerdos, ni  dolor, tan  solo  lloraba  de  vez  en  cuando  sin  saber  por qué.

Miraba  a  su  cuidadora, esta  se  acercaba, la  besaba  y  le  decía;

--- lo  que  te  quiero  mi  niña.

Le  pintaba  las  uñas, la  peinaba  y  incluso  con  el  consentimiento  de  su  tutor, le  tintaba  el  pelo. Ahora  Trini  es  feliz, sonríe, te  mira  y  en  este  momento, su  ser  más  cercano, eres  tú ‘su  cuidador/a´. Ese  ser  humano  que  sin  ser  parte  de  su  sangre, le  da  cariño  y  amor.

Un  día  Trini  decidió  no  volver  abrir  la  boca. De  pronto  pensó, dentro  de  la  poca  memoria, recuerdos  o  sencillamente una  ráfaga  de  lucidez, decidió  por  decisión  propia, no  volver  a  comer, muriendo  a  los  pocos  días en  paz  con  sus  familiares  y  su  cuidadora.

---Decidió  no  perder  los  pocos  recuerdos  que  le  quedaban, por  ráfagas  que  fueran.

---Decidió  por  decisión  propia  y  como  por  instinto, vomitar  todo  aquello  que  le  obligaban  a  comer.

--- Decidió  morir  con  dignidad  y  en  paz, teniendo  una  vida  completa  y  de  calidad, dentro  de  su  propio  mundo, pudo  decidir, por  última  vez, donde  los  demás, tuvieron  que  aceptar.

Se  fue  sin  saber  porque  lloraba, porque  reía, porque  sufría. Pero  llena  de  amor  de  sus  seres  más  preciados  y  que  ella  tanto  creía  que  eran  de  su  propiedad.

Un  día  Trini, se  dirigió  a  la  nevera, miro  el  almanaque, vio  el  día  que  era, lo  cogió, se  sentó  y  con  él  en  las  manos  miro  al  pasado. Ese  pasado  que  aunque  para  unos  es  triste  para  otros son  días  dichosos  y  llenos  de  felicidad, sin  olvidar  que  son  recuerdos  metidos  en  una  memoria  llena  de  obsequios  obtenidos  durante  una  vida  plena  y  seguro  intensa.

PASADO; tu, el, nosotros, vosotros, ellos y yo

PRESENTE; tu, el, nosotros, vosotros, ellos y yo

FUTURO; tu, el, nosotros, vosotros, ellos  y  yo

Trinidad  somos  todos, pasado, presente  y futuro.                         

                                                

                                                                         Fin


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed