HISTORIAS REALES EN 2 MINUTOS: EL MORADOR DE LA TUMBA DE POE

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
441 visitas

Marcar como relato favorito

La muerte de Edgar Allan Poe fue tan intrigante como sus mejores relatos, y han sido objeto de numerosas teorías. El misterio no solo permanece en pie, sino que se le suman nuevos.

Todos los 19 de enero, conme-morando su fecha de nacimiento, un individuo anónimo dejaba tres rosas y una botella de coñac a medias durante setenta años. Parece que la costumbre comenzó en 1930 y duró hasta el 2009.

Jeff Jerome, responsable de la casa-museo de Poe, dijo haber visto a un individuo con sobretodo negro, bufanda blanca y som-brero de ala ancha, llevar dichos obsequios por la madrugada.

 

El misterio nunca fue resuelto, y parece ser que nunca lo será, puesto que el 19 de enero de 2009 fue la última vez que aparecieron en su tumba los objetos, justo en el bicentenario de su nacimiento, y el sujeto no volvió a ser visto.

Si quien llevó los obsequios fue siempre el mismo individuo, éste debió haber sido muy longevo, y se entiende el fin de las apariciones a causa de su fallecimiento. Quizás fueron varios, pero al cumplir con el bicentenario de su muerte, los seguidores hayan decidido poner fin a la tradición. Pudo también haber sido una costumbre familiar que duró varias generaciones, hasta que uno de ellos no tuvo herederos que siguieran el ritual.

 

Autor: FEDERICO RIVOLTA


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed