La lluvia - parte 2 - Lucas

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
6281 visitas

Marcar como relato favorito

Les conté como había tenido relaciones bajo la lluvia con un chico de nombre Lucas después de haber salido de la UNI, bajo la lluvia y viento en la oscuridad de la noche y a pesar de no verlo por bastante tiempo, casi tres años, no me olvidé totalmente de él. 

Pasado estos años, fuimos invitados a una despedida de fin de año, (yo sigo con mi novio, y las cogidas son rutinarias) de una de mis compañeras de curso, ella había alquilado una casa de fin de semana con piscina, hermosa la casa. bueno fue a finales de diciembre hacía mucho calor y con mi novio nos alistamos para pasar dos días inolvidables, seriamos varias parejas con algunos solteros y solteras.

Cuando llegamos el sábado por la mañana tipo 12 del mediodía ya había varios comensales jugando al futbol mixto y algunos en la piscina, mi novio se fue al futbol y yo a refrescarme, cuando de repente una figura se me hizo familiar , estaba de espaldas, pero mi corazón latió fuerte, ingrese al agua y el giro su torso, y lo vi era lucas, me estremecí, pude ver su cuerpo bien tonificado y dorado note sus músculos estirados y automáticamente pensé en su pene, la que estaba con él una conocida me llamo diciendo ven a mí, te presento a Lucas un cho de la UNI, quede pálida pero fui solo éramos los tres en el agua nos saludamos  con un beso en la mejilla y solo esbozo hola como estas, super discreto nadie sabría por el que me había cogido.

Salimos del agua y cometí un terrible error, la piscina estaba lejos de la casa, mi amiga salió primero yo en segundo lugar y Lucas venia detrás de mí, colocando su mano en mi cintura acariciándola suavemente, cuando salimos fue instintivo giré para mirar su pene y el me sonrió pervertidamente.

En el almuerzo no dejamos de mirarnos disimuladamente, y cuando podíamos nos rozábamos sin hablar, era evidente que me estaba calentando, solo en un segundo fuimos a buscar algo la cocina roso su mano por mi espalda cintura deslizándola hacia mi vientre, sabía que yo reaccionaba a sus insinuaciones.

Llegó la tarde. Estábamos en grupos tomando algo y jugando a las cartas, mi novio por ahí, ni se, y Lucas dice en un momento dime tu celu, de inmediato se lo recité y escribí en con los números de las cartas, seguimos jugando y de repente un mensaje que decía, estas hermosa no he dejado de pensar en ti y de estar dentro tuyo. Al instante me mojé de solo pensar, pero tenía miedo.

Luego se hizo la noche llego el asado las cervezas y vinos, lo que hizo que todos entramos en calor, jugando a las cartas el calor era más intenso y fuerte, fui a buscar hielo al primer piso y mientras lo hacía oigo unos voz que dice, si si ahora llevo cervezas, Lucas se las había ingeniado para subir conmigo, y apenas estuvimos cerca me rodeo con su brazo y me besó contra la heladera empujándome sobre ella, sentí su lengua y su verga al mismo tiempo - no lucas nos pueden ver, - shshhsh no digas nada y volvió a besarme, se ban a la piscina yo te espero acá y se fue.

Estaba en lo cierto casi todos se iban a la piscina por la borrachera y el calor, excepto algunos que se quedarían a dormir (a coger mejor) y Lucas. Así que una vez en el agua habrían pasado 10 minutos bostece y le dije a mi novio que me iría a dormir, lo besé y le dije te espero, todos rieron e hicieron bromas, yo pensé voy a comer pija, estaba mojada pero no por el agua.

Llego a la casa toda oscura, luz por debajo de una de las puertas, unos susurros, subí las escaleras descalza y en silencio, menos mal que era de cemento, no hice nada de ruido, cuando llego al pie de la escalera allí estaba el adonis griego, totalmente desnudo, y su verga a full, me recibió con un beso profundo y apasionado a la vez que sus manos me quitaban todo el traje de baños, su lengua bajo desde mi boca, cuello, tetas, vientre y llegar a mi rajita caliente y mojada y la incrusto , se reincorporo y me hizo sentar sobre una mesa de rincón para ver hacia la piscina , y me dijo mira si viene alguien y comenzó a comerme el clítoris, fueron unos cinco minutos y literal le pedí que me la metiera, y no tuvo contemplación, se reincorporo abrió mis piernas y dice agárramela y métetela, lo hice y al sentir mi agujerito me empalo hasta el fondo, sus 25 centímetros entraron de una y tuve mi primer orgasmo, empujo todo lo que más pudo, ven chúpamela un poquito, y como novia obediente me arrodillé ante semejante verga, nunca había pensado mamar algo así, lo hice lo mejor que pude, era grande.

Escuchamos unos ruidos y eran los que estaban abajo habían terminado y se iban. Lucas de inmediato me llevo a la habitación, me acostó boca abajo sobre su cama y mirando por la ventana me ensartó, se aferró a mis hombros y cada vez que entraba yo gemía. Le pedí que me girara, lo hizo, llevo mis piernas a sus hombros y otra vez llegué al orgasmo. Él sin preguntar nada acabo dentro de mí, luego seguimos en la posición del marinero y volvió a acabar.

Que placer, quede exhausta pero bien servida, ahora tiene mi celular

espero les guste - y consejo: cojan a sus novias- porque?

julric21@hotmail.com


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed