Los Secretos de la Casa del Centro

Por
Enviado el , clasificado en Terror / miedo
445 visitas

Marcar como relato favorito

En el corazón de Saltillo, una ciudad rica en historia y misterio, una antigua casa esperaba en silencio a sus nuevos habitantes. Una pareja de recién casados, Emilia y Diego, estaban en busca de su primer hogar juntos. Después de explorar diferentes opciones, encontraron una casa que parecía haber sido sacada directamente de las páginas de un cuento antiguo. Rodeada por un patio sajuán y con paredes que susurraban secretos del pasado, la casa emanaba una mezcla de encanto y melancolía.

El anuncio de la casa atraía con su precio sorprendentemente bajo en comparación con otras propiedades en el área. Ignorando las advertencias de amigos y familiares sobre la reputación espeluznante de la casa, Emilia y Diego decidieron arriesgarse y rentarla. Sin embargo, el día que recibieron las llaves y entraron por primera vez, una corriente de inquietud recorrió sus espinas dorsales.

Con cajas y muebles en mano, la pareja comenzó el laborioso proceso de acomodar su vida en aquel espacio. Mientras colocaban los objetos en su lugar, un grito desgarrador resonó repentinamente desde la lavandería, que yacía al final del patio. Emilia y Diego se miraron, sus corazones latiendo desbocados en sus pechos. "¿Escuchaste eso?", preguntó Emilia con una mezcla de ansiedad y temor en su voz. Tomados de la mano, avanzaron con precaución hacia la lavandería, solo para encontrarla vacía y sumida en un silencio inquietante.

Regresaron a la tarea de desempacar, intentando restar importancia al escalofriante incidente. Sin embargo, mientras montaban la cama en su nuevo dormitorio, vieron una figura borrosa moverse rápidamente a través del patio en la periferia de su visión. Se detuvieron y se miraron mutuamente, confirmando que no estaban solos en la casa. La incomodidad se arraigó aún más en sus mentes, pero se negaron a dejarse llevar por el pánico.

A medida que la luz del día cedía ante la noche, la casa parecía transformarse en un mundo completamente diferente. Los crujidos de las maderas viejas y los susurros del viento afuera alimentaban su imaginación. Decidieron que sería mejor intentar descansar y enfrentar la situación con una mente clara al día siguiente.

Sin embargo, sus intentos de dormir se vieron interrumpidos cuando el sonido de pasos resonó sobre sus cabezas. Diego, decidido a descubrir la fuente del ruido, agarró un bate y se aventuró a investigar, dejando a Emilia en la cama con el corazón en un puño. Los minutos pasaron y Diego no regresaba. Emilia, con voz temblorosa, llamó su nombre una y otra vez, pero solo el silencio le respondía.

Finalmente, con lágrimas de preocupación en sus ojos, Emilia se aventuró al patio en busca de su esposo. La oscuridad la envolvió mientras sus pies la guiaban hacia la lavandería. Y allí, bajo la luz de la luna, encontró a Diego de pie, mirando fijamente al espacio vacío frente a él. "¿Estás bien?", preguntó ella, con alivio en su voz. Diego lentamente volvió la cabeza hacia ella, pero su expresión era distante, como si estuviera mirando algo que ella no podía ver.

La experiencia los cambió a ambos. Decidieron investigar más sobre la historia de la casa y descubrieron que había sido el hogar de una joven pareja hace muchas décadas. Un trágico accidente en la lavandería había acabado con la vida de la esposa, dejando al esposo devastado y lleno de culpa. Los rumores decían que su espíritu aún vagaba por la casa, buscando algún tipo de redención.

Con el tiempo, Emilia y Diego encontraron formas de coexistir pacíficamente con el espíritu. Colocaron flores frescas en la lavandería y hablaban con amabilidad en las noches silenciosas. A medida que profundizaban en la historia de la pareja del pasado, llegaron a entender que su presencia no era amenazante, sino más bien una manifestación de dolor y anhelo.

La casa, una vez temida, se convirtió en un lugar de conexión entre el pasado y el presente, una prueba de que las almas atormentadas pueden encontrar paz a través del entendimiento y la compasión. La pareja, unida por su experiencia sobrenatural, descubrió que su hogar compartido con un fantasma les había enseñado una lección profunda sobre el poder del perdón y la curación.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed