ENTRE DOS MUNDOS ( 1-3)

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
435 visitas

Marcar como relato favorito

Había  cogido  3  días  libres. Su  pensamiento  era  llevar  a  su  hija  a  un  pequeñito  hotel, a  las  afuera  de  su  ciudad. Le  habían  comentado  que  cerca, se  encontraba  un  parque  de  atracciones, donde  su  hija  Naiara, con  edad  de  7  años, encontraría  donde  poder  divertirse  al  tiempo  de  pasar  unos  días  las  dos  juntas.

Estando subidas  en  una  atracción, Lorena  observo  como  de  la  nada, apareció  un  chico  mirándola,  como  se  divertía  con  su  hija. Lo  que  le  llamo  la  atención,  fue   un  pequeño  detalle  del  paisaje. Era  como  si  estuviera  todo   dibujado  doble, como  si  todas  las  atracciones  aparecieran  dos  de  cada  una, delante  de   sus  ojos. Con  la  diferencia  de  que  el  otro  parque,  se  encontraba  cerrado  y  el  muchacho  la  miraba  con  una  pequeña  sonrisa  en  su  rostro, sin  apartar  la  mirada  de  ella.

Cuando  bajo  del  columpio, todo  estaba  normal. Los  columpios  no  estaban  dobles  y  el  muchacho  había  desaparecido. No  prestando  atención  a  lo  ocurrido, prosiguió  con  el  paseo  y  su  hija. Durante  los  siguientes  días  todo  trascurría  con  normalidad, nada  fuera  de  lo  normal, que  le  llamara  la  atención. Termino  los  días  libres  y  volvió  al  trabajo.

Al  cabo  de  dos  días  el  telediario  dio  la  noticia  de  un  gran  incendio  en  Portugal, para  ser  exactos, en  la  misma  frontera  entre  España  y  Portugal. La  cordillera  estaba  ardiendo  por  varios  focos. Los  pueblos  de  los   alrededores  los  estaban desalojando  por  peligro  del  incendio.

Se  estaba  acercando  demasiado  a  las  zonas  pobladas, pero  a  la  vez  el  viento  daba  un  poco  de  respiro. Un  día  corría  como  si  alguien  lo  perseguía  y  al  día  siguiente  cambiaba  de  sentido. Como  si  el  mismo  creador  del  mundo, incitara  al  señor  del  viento, para  que  soplara  de  sorpresa  para  el  respiro  de  munchas  personas, que  veían  sus  casas  en  peligro.

Lorena  no  lo  pensó  dos  veces, cogió  sus  pertenencias  más  necesarias, fue  a  su  cuartel, hablo  con  su  superior  y  junto  con  varios  compañeros  se  fueron  a  la  llamada  de  socorro  del  país  vecino. Cuando  llego, se  alojo  en  un  pueblo  cercano.  

El  pueblo  era  de  España, pero  dividido  por  una  raya  fronteriza  entre  los  dos  países,  llamado  Rihonor  de  Castilla, situado  muy  cerca  del  incendio. Un  vecino  de  la  localidad, tenía  una  casa  cerrada  y  la  cedió  a  los  bomberos  que  lo  necesitaran. Quedándose  Leonor  de  invitada  en  ese  domicilio.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed