ENTRE DOS MUNDOS ( 1-7 FINAL)

Por
Enviado el , clasificado en Amor / Románticos
482 visitas

Marcar como relato favorito

Lorena   confiaba  plenamente  en  el. Los  dos  se  entendían, sin  tener  que  pronunciar  palabra  alguna. Solo  con  la  mirada, sabía  que  decía  el  otro, que  necesitaba,  si  tenía  algún  problema  o  sencillamente  le  preocupaba  algo.

Lorena  a  veces, pensaba  si  este  sueño  tendría  un  final. Sus  pensamientos  solían  navegar  por  su  mente,  jugándole  a  veces  una  mala  pasada, causándole  un  gran  dolor  en  su  corazón. Incluso  llego  a  pensar, algo  imposible  en  la  vida  real. Llegando  a  imaginar  que  Juan  era  un  personaje  de  sus  relatos. Alguien  creado  por  ella. Un  hombre  con  todos  los  encantos  para  volver  loca  a  una  mujer. Ella  había  conocido  su  media  naranja, que  la  comprendía  y  aceptaba  su  trabajo.

Llego  el  momento  de  regresar  cada  uno  a  su  casa. Por  fin  el  gran  monstruo  fue  domado. El  fuego  fue  controlado  y  apagado. Juan  se  marcharía, quien  sabe  donde.

 Juan cuando  era  el  momento  de  irse  le  dijo  a  Lorena  en  el  oído;

---No  sufras, volveremos  a  vernos. Si  me  acerco  a  ti  y  te  pregunto ¿Te  conozco?, di  que  sí  y  Sonríeme... 

Juan  se  acerco  a  su  rostro. Le  dio  un  beso  en  la  frente, la  abrazo  y  le  dijo  con  una  sonrisa;

--asta  pronto. Empezando  a  desaparecer,  delante  de  sus  narices, como  solía  hacerlo.

Lorena  volvió  a  su  vida  de  diario. Le  habían  dado  una  semana  libre   en  su  trabajo. No  podía  quitarse  de  la  cabeza  las  palabras  de  su  amor. Se  preguntaba,  si  lo  volvería  a  ver   y  por  lo  que  le  dijo, si  se  acordaría  de  ella.

Pasado  los  días  de  descanso, volvió  a  incorporarse  a  su  puesto  de  trabajo. De  pronto  escucho  una  voz  conocida. Se  volvió  y  para  su  asombro, vio  a  Juan  o  a  alguien  que  se  le  parecía  a  él. Su  jefe  le  dijo  que  lo  habían  trasladado  de  otra  ciudad, por  motivos  familiares  y  que  sería  su  nuevo  compañero  de  cuadrilla. Juan  se  le  acerco, quedándose  muy  fijo  mirándola. Seguidamente  le  pregunto;

--Perdona, ¿te  conozco? No  sé  de  donde, pero  me  eres  muy  familiar. Me  llamo  Juan

--Hola, yo  me  llamo  Lorena  y  sí, me  conoces.

--¿Te  apetece  tomar  algo  conmigo?

--¡Sí!, vamos. Déjame  antes  hacer  una  llamada, ¡un  minuto!

Lorena  a  salir  un  momento  y  alejarse  del  camión  de  bomberos, para  llamar  a  su  hija. Algo  a  lo  lejos  le  llamo  la  atención. No  podía  dar  credibilidad  a  lo  que  estaba  viendo. Era  Juan  cogido  de  la  mano  de  una  mujer, pero  no  de  una  mujer  cualquiera. Era  ella  misma.

Corriendo  se  giro,  viendo  a  otro  Juan  hablando  con  sus  compañeros  cerca  del  camión  de  bomberos. Con  asombro  se  preguntaba, ¿cómo? (Encogiéndose  de  hombros). Había  enfrente  de  ella  un  Juan  y  una  Lorena  cogidos  de  la  mano  y  sonriéndole. Ahora  lo  entendía  todo. Juan  tuvo  que  venir  de  otro  mundo  paralelo, del  futuro  o  del  pasado, sí  no, no  tenía  sentido  lo  ocurrido.

En  ese  momento  escucha  que  le  dicen;

--perdona ¿nos  podemos  ir?

Lorena  le  contesta  que  sí, con  la  cabeza, al  tiempo  que  la  pareja  que  tenía  enfrente  y  que  solo  la   veía  ella, desaparecía  al  mismo  tiempo  que  él  le  decía,(moviendo  los  labios);

--Ser  feliz.

                                                         FIN


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed