A donde las dan, las toman (1-5)

Por
Enviado el , clasificado en Fantasía
388 visitas

Marcar como relato favorito

Bjorn  era  el  más  joven  de  los  tres, soltero  y  era  hijo  de  Dag. Tenía  25  años, era  bastante  alto, diría  1, 90, pelo  rizado  moreno, ojos  azules  y  su  constitución  fuerte, muy  musculoso, de  peso  unos  90  kilos. Tímido, a  la  hora  de  estar  con  alguien  que  le  gustaba. Bjorn, tenía  un  secreto, algo  que  nunca  le  había  contado  a  nadie. Sentía  una  atracción  hacia  los  hombres, que  cada  vez, le  costaba  más  trabajo  controlar. Con  miedo  a  ser  descubierto, se  hacia  el  duro  y  poseía  a  cualquier  jovencita  que  se  le  ponía  a  tiro, pero  nunca  había  podía  satisfacer  sus  deseos  más  profundos, por  miedo  a  su  padre, a  los hombres  de  su  aldea y  de  su  clan.

Bjorn  un  día  se  acerco  al  supermercado  a  comprar  algo  de  cena, encontrándose  a  uno  de  los  guardia  civiles  que  le  dieron  el  arto. Este  se  le  acerco, empezando  hablar  extrañado  por  estar  viendo  el  cambio  de  imagen, tan  producido  en  Bjorn. Ya  hacia  un  tiempo  que  este  policía  se  había  fijado  en  el. Pues  la  verdad, con  el  cambio  de  luz  que  se  había  hecho  Bjorn, se  veía  bastante  atractivo.

Bjorn  noto  como  el  policía  no  le  quitaba  la  mirada  de  encima, notando  una  atracción  también  hacia  él. A  los  pocos  días, al  pasar  por  una  terraza, Bjorn  lo  vio  sentado, mirando  el  móvil,  mientras  tomaba  una  cerveza. Acercándose  y  saludándolo, ya  que  en  ese  momento  lo  vio   solo

--¡Hola! ¿Como  estas?

-- Acabo  de  salir  del  cuartel. Mi  turno  ya  ha  acabado, necesitaba  tomarme  algo  fresquito. ¿Quieres  tomar  algo  conmigo?, ¡anda!  Anímate, siéntate  y  hazme  compañía  un  rato.

Bjorn  se  sentó  en  una  de  las  sillas  vacías, empezando  a  conocerse, poco  a  poco  los  dos. Cuando  Bjorn  se  levanto  para  volver  a  su  casa, ya  que  era  un  poco  tarde , el  policía  le  pregunto  si  le  apetecería  salir  el  fin  de  semana  con  él  a  bailar. Bjorn  acepto.

Ese  sería  el  principio  de  una  gran  amistad, seguida  de  una  relación  amorosa. Un  día  se  dieron  un  beso, estando  algo  bebidos. Otro  día  llegaron  a  las  caricias, hasta  el  punto  de  tener  sexo  los  dos. Bjorn  descubrió  que  era  gay  y  lo  que  esa  palabra  significaba, pues  era  la  primera  vez, que  sus  oídos  conocía  el  sonido  y  su  mente  el  significado  de  lo  que  conllevaba  llamarse  GAY.

Bjorn  con  el  paso  del  tiempo, poco  a  poco, sin  darse  cuenta  se  fue  ajustando  a  su  nuevo  tiempo, a  su  nueva  vida, a  un  rompecabezas  llamado  destino  o  simplemente  a  un  gran  regalo  que  la  vida  le  estaba  dando.

¿Que  era?:---conocer  otra  forma  de  vivir, conocer  lo  que  era  ser  amado  de  verdad  y  amar  a  su  ser  querido  libremente, sin  ser  juzgado  ni  tener  miedo  a  que  te  desplacen  por  ser  diferente  en  un  sentimiento puro  y  como  debe  ser, libre  de  perjuicios. Ya  no  deseaba  volver  a  su  tiempo. Ya  no  echaba  de  menos, robar, violar, matar. Ahora  solo  quería  estar  con  su  compañero, en  este  tiempo, pero  con  su  vida  aunque  perteneciera  al  pasado.

Mientras  tanto, su  padre  (Dag ) se  paseaba  todos  los  días  a  la  atardecer  por  la  playa  haber  si  a  lo  lejos, visualizaba  el  barco  de  donde  bajaron  un  día, hacia  ya  1  año  atrás. Aunque  le  gustaba  este  mundo, aunque  se  sentía  tranquilo  y  estaba  feliz  porque  tenía  a  su  hijo  con  él, Seguía  añorando  su  hogar. Sabía  que  a  su  regreso, no  volvería  a  ser  el  mismo. Sabía  que  seguramente, echaría  de  menos  munchos  adelantos  de  este  tiempo. Como  la  luz, el  agua  en  el  hogar  y  ¿cómo  no?, un  cuarto  de  baño  completo.

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed