¿Qué hay de lo mío?

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
558 visitas

Marcar como relato favorito

Ha llegado un punto en que sabemos lo que está pasando pero convendría preguntarse el por qué.

¿A qué se debe el estado de idiocia en el que nos encontramos? 

¿Por qué las sociedades occidentales están en plena decadencia y tocando a su fin? ¿Por qué China está en pleno auge y se está llevando la medalla de oro? 

Quizá se pueda establecer un paralelismo entre lo que ha ocurrido en España en los últimos cuarenta años y lo que ocurrió en Estados Unidos tras la Segunda Guerra mundial. En ambos casos se forjó un estado de bienestar. En EEUU basado en el consumismo y en España en recuperar libertades en todos los ambitos. Había que olvidarse de los dictadores y de toda la muerte y destrucción que habían causado. El mal había sido vencido...sólo en apariencia, ya que las ideologías poco a poco fueron desapareciendo bajo un manto de sobreprotección que la gente necesitaba despues de una época de tanto sufrimiento. Con esta excusa, llegaron otros mandatarios que, amparados en supuestas democracias, volvieron a cometer tropelías similares a las de los dictadores que habían combatido. Así se impuso el Macartismo en Estados Unidos y la gente, como vivía bien, miraba hacia otro lado. Luego intervinieron en Vietnam, Chile, Nicaragua, mataron a algun que otro presidente y lider negro díscolos... 

En España, ese consumismo desmedido también se ha impuesto aunque 60 años más tarde. Literalmente nos han lavado el cerebro. Hoy en día a nuestros jóvenes lo único que les importa es cuanta batería les queda en el móvil. El problema es a que a sus padres también. Estamos perdidos. No existe una causa común, no hacemos nada por ayudar a los demás. Los chinos, sin embargo, sí que tienen esa conciencia colectiva que nos deja en evidencia. En esta coyuntura, hoy en España, a un presidente sociópata le va a ser muy fácil cargarse todo aquello por lo que nuestros padres y abuelos lucharon, fundamentalmente, la igualdad de todos ante la ley. Se acabó. Demasiado tiempo mirando hacia otro lado como para preguntarse ahora qué hay de lo mío.

FIN.

 

 

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed