SIN ESCONDER LA VERDAD

Por
Enviado el , clasificado en Reflexiones
303 visitas

Marcar como relato favorito

SIN ESCONDER LA VERDAD

Un sonido demasiado estridente me despierta avisando de una necesidad fisiológica que por suerte aún controlo.

Todavía estable en mis movimientos, me calzo. Es fácil, la holgura del par que me soportará todo el día me permite tener esa comodidad y no tener que agachar mi lomo, algo resentido por un lecho de muchos años.

Acto seguido, mudo las vestiduras nocturnas por las diurnas. Normalidad en ellas; nada de sofisticadas hechuras, las cuales, en muchas ocasiones, extraño, por la coquetería que siempre he tenido, pero que ando perdiendo con los años.

En ese momento levanto la mirada. Mejor dicho, ella va con la cabeza que alzo…

Y allí estoy. Soy la misma que día a día se mira en el espejo, reconociendo en el reflejo a la mujer que siempre he querido ser.

Adelina Gimeno Navarro


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed