Un poco acerca de nosotros

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
2942 visitas

Marcar como relato favorito

Hola, con mi esposa Victoria nos fuimos de vacaciones unos días, pero ya regresamos. Y por supuesto que en este tiempo hemos tenido muchísimo sexo... como pareja... y también unas "aventuras" deliciosas (que iremos contando poco a poco). Les queremos contar un poco sobre nosotros... para que entiendan por qué somos así...

Victoria y yo somos psicólogos clínicos y además de atender a personas individuales, trabajamos para proyectos sobre salud materno-infantil y sexualidad, con especialidad en parejas y problemas matrimoniales relacionados directa o indirectamente con el sexo de cada individuo o como pareja. Y el hecho de los dos ser ateos y también swingers practicantes y tener muchísima experiencia desde muy jóvenes, nos ha permitido ayudar a nuestros pacientes, ya que entendemos y atendemos las circunstancias sin ningún prejuicio o dogma limitante o emocionalmente esclavizante y podemos dar la mejor terapia personalizada. Ser ateos, swingers y tan experimentados sexualmente no nos hace tratar de "convencer-manipular-cambiar" a nadie para que sea como nosotros, pero sí nos permite entender la totalidad de la situación... conocemos personalmente las diferentes caras de la moneda, y así que cada paciente encuentre su propio camino a la sanidad emocional individual y matrimonial.

Nuestra experiencia como psicólogos sexuales clínicos nos han permitido conocer los deseos sexuales ocultos y secretos de TODAS las personas y los motivos por lo que se "reprimen" o se "frustran" o que son causa de sus disfuncionalidades emocionales... y matrimoniales.

TODOS tienen fantasías. TODOS desearían hacer muchas cosas que no se atreven. TODOS tienen miedo a los señalamientos, las "etiquetas", los "pecados"... y están llenos de culpa, arrepentimientos, "cargo de conciencia", etc. que les hacen mucho daño emocional. TODOS ocultan estos deseos y necesidades sexuales, de sus parejas. El miedo al rechazo es enorme... y muy justificado. Y tienen que recurrir a páginas como esta para satisfacer sus deseos "oscuros". Una paja... y de regreso a la "normalidad".

Por eso sabemos que las historias que aquí contamos, que son 100000% reales, no gustan a todos... porque cuentan las cosas que hemos hecho y nuestras experiencias como han sucedido y no las fantasías que los lectores quisieran encontrar para satisfacer sus necesidades "secretas". Las nuestras no son historias motivadas por nuestra "imaginación" o deseos insatisfechos, no son "proyecciones" de lo que quisiéramos hacer... sino lo que hemos hecho en la vida real... ya sea individualmente o en pareja.

Hemos podido "platicar" con nuestros pacientes sobre páginas como esta (historias sexuales) o las que permiten "contactos" sexuales con otras personas... y nos hemos dado cuenta que el 99.99% de las historias publicadas son fantasías sexuales de sus autores, que expresan sus deseos... y también sus frustraciones. Escriben sobre intercambios, cornudos, esposas putas y calientes, tríos, bisexualidad... y son sus "proyecciones" pero no la realidad. Así que el principal objetivo de estas páginas es simple: masturbarse "soñando" con lo que se quisiera o desea, pero no se tiene o no se puede tener. Son placebos ante la realidad cruda de una vida sexual frustrante.

Para nosotros como pareja, la realidad es que ambos tuvimos un pasado sexual muy variado, en ocasiones muy intenso... con experiencias muy buenas y otras muy malas; antes de conocernos. Y que cuando nos casamos, Victoria y yo empezamos una relación en donde la comunicación, la transparencia, la honestidad, el ateísmo y el sexo han sido nuestros pilares matrimoniales. Ella sabe todo de mí. Yo conozco todo de ella. No nos ocultamos nada. Y siempre hemos sido los mejores amigos, amantes, aventureros, cómplices y esposos. Algo muy difícil de lograr... y no recomendamos ser así con su pareja, a menos que existan las condiciones para ello. Para bailar tango se necesitan dos... en la misma sintonía, frecuencia, la misma canción y el mismo ritmo. Si no, será una catástrofe.

Y aunque somos swinger, somos totalmente fieles entre nosotros. Porque entendemos que ser swinger es un estilo de vida muy complicado o imposible para la gran mayoría. Ser swinger NO es ser promiscuo. Ser swinger NO es tener sexo por el sexo. Ser swinger NO es coger con cualquiera o hacerlo para hacer las cosas que no podemos hacer con nuestra pareja. Ser swinger NO es un sustituto de sexo en pareja. Ser swinger NO es ser libertino. La vida swinger tiene obligatoriamente, reglas y sistemas muy precisos, especialmente en cuanto a la comunicación en pareja, seguridad y autoestima y libertad de dogmas sociales y religiosos esclavizantes.

Victoria y yo hemos hecho muchas cosas "diferentes" o "prohibidas" por la sociedad y la religión; pero nunca hemos hecho algo que nos dañe o dañe a alguien más. Todo ha sido en consenso y totalmente voluntario. Hemos tenido tríos con hombres y mujeres, intercambios de pareja, orgías, bisexualidad, lluvias doradas, olfactofilia, tomado fotos y videos porno, sexo oral y anal, exhibicionismo, etc. y sí, tenemos todavía muchas fantasías y deseos por cumplir (ninguno de pedofilia). y aunque no lo crean, el 80% de nuestras actividades sexuales es sólo como pareja.

Coger con otras personas es sólo un extra maravilloso, pero un extra. Nuestro deseo sexual el uno por el otro nunca ha disminuido, al contrario. Victoria y yo nos deseamos cada día más. Y en la cama hacemos todo lo que deseamos, hablamos de todo, no ocultamos nada, pedimos y damos de todo. Prácticamente nunca tenemos un rapidito o pasamos varios días sin coger; siempre dedicamos varias horas (en el día o la noche, casi todo el tiempo) para hacer el amor (lo que incluye hablar, muchas caricias y mucho tiempo de "jugar" antes de meterla) y los dos tratamos de que el otro quede totalmente satisfecho. Nuestro principal objetivo es complacer a nuestra pareja... y sí, parte de eso es tener sexo con otras personas, sin límites, sin tabúes, en total libertad de acción. Sin recriminaciones, celos o sin las estupideces que hacen la mayoría de parejas, causadas por sus vacíos emocionales.

Sí, sabemos que somos muy "diferentes" y "raros". Pero así somos y así nos encanta... y lo que piensen de nosotros no nos importa nada. Y así como respetamos los "gustos" y actividades sexuales de los demás, así queremos que nos respeten a nosotros. Por eso es que escribimos sobre nuestras experiencias reales... porque no tenemos que imaginar lo que nos gustaría tener y no tenemos... lo hemos hecho. Quizá crean que es mentira, pero una relación de pareja como la nuestra sí es posible... cuesta... es difícil... es raro encontrar a la persona adecuada, pero sí se puede y nosotros somos el ejemplo de eso. Y mientras más "terapia" tenemos como personas, mejores amantes somos y más nos amamos.

En las próximas historias les contaremos lo que hicimos en vacaciones... con personal de los hoteles a los que fuimos... y con personas que conocimos en esos lugares. El 99% fueron cosas que ya hemos hecho antes... pero unas cuantas fueron "nuevas" para nosotros... la realidad es que ya regresamos, más enamorados que nunca, con más "recuerdos" y experiencias... y más deseo de seguir creciendo como pareja, como matrimonio y como swingers.


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed