Otra historia de navidad parte 11

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
202 visitas

Marcar como relato favorito

Santiago 21 de diciembre de 1992 

 

Claudio que trataba de ponerse los jeans de pie pero perdía el equilibrio. 

  - ¡ Apúrate, Apúrate! Yo iré a distraer a mi madre, métete en el closet- dicho esto Michelle corrió hacia el living ,Claudio que con los pantalones puesto y tomando las botas y calcetines, al escuchar abrirse la puerta solo atinó a meterse al viejo ropero de dos cuerpos pintado de blanco camino hacia el fondo escondiéndose de entre los abrigos, 

 

En la entrada Michelle que al ver que tenía la blusa abierta decidió no esperar a su madre en la entrada y corrió hacia la cocina donde terminó de colocarse las zapatillas pero al tratar de abrocharse la blusa la puerta se abrió, la madre de ella entró dejando su cartera en la silla que estaba en la entrada 

  - Michelle, Michelle ¿ donde estas? La rubia aparece por la cocina

  - acá estoy-.

  - pero ¿ que haces con la blusa abierta?

  - y ¿ que tiene?

  - ¡ y si alguien te ve !

  - oye estoy sola en casa- 

  - ¿preparaste almuerzo?

  - si hice tallarines-

  - que bien pone la mesa vengo hambrienta- dicho la madre fue al baño pasando por el dormitorio de Michelle, Claudio al sentir los pasos se puso rígido bajando la respiración, al llegar al baño la madre de Michelle Claudio trata de asomar la cara a la habitación ya que apenas podía respirar y ve que en el velador estaba la botella y los dos vasos así que como un ninja salió y los tomo y se metió en el ropero, la madre al salir del baño y al escuchar ruido se asomo al dormitorio de su hija pero solo vio la cama desordenada, por suerte no se acercó demasiado ya que en la sacaba blanca había una mancha de sangre que terminaría por complicar las cosas, corrió hacia la cocina y viendo que Michelle ponía la ensalada en la mesa la increpa 

  - ¡ todavía no haces tu cama ! Michelle solo la miro sin decir nada

  - ¡te estás poniendo floja! Después de almorzar lo harás oíste!

 

 Santiago 30 de diciembre de 1992

 

Nicole paseaba por los pasillos del supermercado, con la mirada abajo ya que habían pasados días sin que Claudio la llamara, no podía ocultar los sentimientos de amor hacia el metalero, al salir con las compras ve a Claudio que bajaba de una micro y se preparaba para subir a otra Nicole corre con las dos bolsas blancas con letras azules.

  - ¡hey pare! ¡ pare! Gritaba pero el microbus tomo la marcha pero metros adelante el semáforo detuvo el vehículo, Nicole alcanzó el microbus y se subió, pagó el pasaje y camino hasta el centro donde estaba Claudio tocando

  - Nicole ¿ tu acá ?

  - si, si el señorito no es capaz de llamarme-

  - hay dios mío- dijo Claudio y los dos sonrieron-

  - en una pequeña plaza los dos conversaban alegres sonreían y actuaban de forma exagerada 

  - bueno y ¿ tu padre volvió?

  - si y estamos preparando todo para el año nuevo ¿ y tu como lo pasaras?

  - igual que siempre solo-

  - ven a buscarme a las una de la madrugada- dijo Nicole 

 

Pasado un día ya cuando era la medianoche todos estallaron de alegría cuando se marcó la primera hora de 1996 la motocicleta de Claudio se estacionó frente a la casa pero la fiesta estaba en gran apogeo el metalero dudó y pensó en marcharse pero una de las ventanas se abrió y Nicole salió de la ventana y se acerca vestida con un jeans negro y un peto color blanco, abriendo la reja se monto en la motocicleta.

  - Ya vamos - dijo y los dos se marcharon recorrieron santiago en búsqueda de una fiesta, pero no encontraron nada interesante así que a la 04:23 hrs llegaron a la casa que ocupaba Claudio los dos llegaron a la habitación que usaba se dormitorio, Nicole se paro tras la puerta después de cerrarla

  - y ¿ ahora que? Pregunta, Claudio empezó a buscar algo

  - estoy buscando una botella de whisky que tengo-

  - no me interesa beber- dijo Nicole caminando hacia Claudio con los brazos cruzados delante de él lo quedó mirado fijamente y el metalero la besó respetando su cuerpo, pero Nicole empezó a bajar sus manos por el torso de Claudio hasta desabrochar el cinturón 

  - no Nicole espera, no - dijo Claudio alejándose 

  - que pasó ¿ acaso no querer estar conmigo?

  - claro que quiero pero no...

  - no ¿ que? ¿ te pasa algo Claudio?

  - no quiero tener tu cuerpo sin antes tener tu corazón- al escuchar esto Nicole sonrío 

  - es que no quiero hacerte daño, sabes quiero cuidarte-

  - pero yo quiero poseerte, hacerte mio- los dos sonrieron y Nicole metió la mano por el cierre 

  - wow, wow, wow, parece que será un trabajo duro- dijo sonriendo-

  - a no se ya despertarte a mi niño y te toca hacerlo dormir- dijo Claudio y empezó a sacarle el peto y los cuerpos se abrazaron apasionadamente, besándose los cuerpos, ya estando Nicole solo con los calzones el metalero la sentó en un escritorio Nicole se acostó boca arriba abriendo las piernas Claudio le saco los calzones negros y los oloroso 

  - que ¿ acaso eres fetiche?

  - no quería tener el honor de olorosar un pedo tuyo-

  - ¡ eres cochino! Dijo Nicole golpeándolo con el pie el metalero sonríe y luego le abre las piernas y empieza a realizar sexo oral Nicole puso su cuerpo rígido como si recibiera una descarga eléctrica y minutos después con gran delicadeza Claudio empezo a hacerle el amor a la mujer que amaba, cuando el sol ya se encontraba en la cúspide la motocicleta indians scout color verde oliva se detuvo en la avenida Pedro de Valdivia con calle los plátanos, Nicole bajo de la parte trasera

  - ¿de veras tienes que irte? Nicole acaricio la cara de Claudio 

  - ¿ no quieres que me vaya?

  - no, quiero congelar el tiempo y que te quedes conmigo-

  - sabes que es lo que también deseo, pero debo estar con mi padre, llámame en la noche- dicho esto Nicole beso a Claudio y se fue.

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed