Dulce de Leche

Por
Enviado el , clasificado en Adultos / eróticos
5394 visitas

Marcar como relato favorito

¡Hola amig@s!

Mi nombre es: "Dulce de Leche", y esta serie de relatos que voy a publicar va dirigido principalmente al público femenino, aunque espero compis que os animéis a leer y ser mi cómplice también en estos jueguecitos para adultos.

Soy un madurito de más de cincuenta, con mucho morbo y ganas de disfrutar y de dar placer también.

Mis historias están basadas en hechos realmente experimentados o pronto a serlos, pues como todo plan, comienza en mi morbosa imaginación y espero con tu ayuda cariño, poder cumplirlo, así que comienza a soñar conmigo y deja que salga de tu mente lo más sucia y cachonda de ti misma.

Os cuento de mi última amiguita íntima, la llamaré "La Golosa", adicta a comer rabos bien duros y llenos de Dulce Leche, que cuando después de dos encuentros con ella en los que me descargó completamente en su boquita de vicio, todo mi depósito del preciado y jugoso líquido blanco. Me confesó su gran afición y adicción a este arte supremo de hacer feliz a los hombres de esa manera tan maravillosa y especial que tiene de mamar.

A mí me gusta personalmente tardar bastante en correrme y disfrutar durante el más tiempo posible de la máxima erección y excitación, y cuando estoy en mi puntito más sensible, quedarme así, sin llegar a eyacular del todo y como mucho dejar escapar una gotita de semen  muy despacito, yo lo llamo el juego de la gotita, créeme no es tan fácil dejar escapar solamente una gotita, y que mi putita me la dé en mi boquita mientras retengo un ratito más el orgasmo, y ella se relame de gusto y sigue como una bebe mamando mi biberón de leche calentita. Uffff me pongo cachondo solo de recordarlo y escribirlo. Es ahí, en ese momento de máxima complicidad donde me gusta decirla cositas muy guarras y muy calientes poniéndola al máximo de excitación a ella también. Verla relamerse y saborear la gotita de semen que salió de mi pene bien duro, a punto de estallar, mientras lo sujeta con su mano, y su boquita bien húmeda baja y sube muy suave y despacio recorriendo mi capullo, haciéndome retener el orgasmo para que sea luego mucho más placentero.

Uffff cariño estoy a puntito de correrme del todo. Pero todavía un poquito más.

Fue en ese momento, y eso os aseguro que es verdad, donde me vino la fantasía de la próxima vez que quedara con ella para otra mamadita de las suyas, llevaría un botecito de dulce de leche o leche condensada e iba a hacer mi famoso juego de la gotita con mi putita "La Golosa".

Me lo estoy imaginando ahora y lo estoy escribiendo para mandárselo y cuando vaya, este con esas ganas de tomar mi Dulce de Leche con el ansia de una adicta a las pollas como es ella. Mi amiguita intima.

Esta vez cuando vaya otra vez a verte, y la tenga bien dura y este a punto de correrme, voy a parar y echarme una gotita de leche en el capullo y lo vas a relamer muy muy despacito... ¿vale cariño?

Así varias veces hasta que salga mi famosa gotita preseminal, y me la des con tu boquita a mi boquita, o con tu dedito mezclado con el dulce de leche.

¿Quieres mi amor?

Y esta vez también, como me decías que te gustaba masturbarte tú mientras la mamabas así de cachonda, voy a dejar que te corras tú primero mientras disfrutas de tu postre preferido. Y mientras te veo y te oigo como te vienes de gusto, mi pene va a estar tan a punto de explotar que voy aprovechar tu máximo punto de perra cachonda para descargarte ahora si en tu boquita, como a ti te gusta todo mi .........Dulce de leche.

Tengo más fantasías para ti cariño, y para todas y todos vosotros.

¿Ya os la contare?


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed