LA ZARZUELA 2 (FINAL)

Por
Enviado el , clasificado en Varios / otros
116 visitas

Marcar como relato favorito

Recuerdo que un día cuando fui con mi familia al teatro a ver una zarzuela, en el entreacto de la función un amigo mío del barrio cuyos padres se dedicaban al mundo de la farándula y que hoy en día él es un célebre director teatral que ha presentado en Barcelona y en Madrid los mejores éxitos musicales de Brodway y yo, decidimos colarnos en los camerinos para ver  de cerca a los actores que salían a escena; y  cuando mi amigo quiso saludar al actor cómico que hacía reir tanto al público, éste nos echó de allí de la peor manera que cabe imaginar. "¡Fuera, fuera de aquí niñatos!" - nos gritó-.

A mi parecer el sujeto se mostraba antipático en la proximidada con todo el mundo para que no se le confundiera con el dicharachero personaje que siiempre interpretaba en el escenario como muchas veces ocurre.

Era evidente que si yo sólo me deleitaba con la música de las zarzuelas y  de las operetas era porque mi sensibilidad no había roto del todo con el estado de ánimo de generaciones anteriores, me percaté que más bien había una continuidad con ella.. Los compases  vibracionales de las romanzas que venían de una lejana época y que yo por supuesto yo no había vivido seguían conmviendome al igual que a mis progenitores. Es decir que yo seguía dentro de una tradición musical y cultural, de igual modo como la Literatura se apoya en los autores clásicos y la Filosofía se fija en los Métodos del pasado; aunque esto no signiffica que haya que repetir los mismos esquemas vitales de antes puesto que todos somos hijos de nuestro tiempo histórico, que es por lo general dinámico y también revuelto como un torrente de agua.

Esto viene a cuento porque en la actualidad se ha producido una ruptura en el ánimo de la sociedad en relación con la evolución histórica de la misma, que está fomentada por una parte por la revolución tecnológica liderada por los jóvenes, y por la otra de las sectarias ideologías de una izquierda radical que pretende anular y manipular a la Historia de la humanidad para imponer una reduccionista manera de ser similar al de las hormigas; y en el caso de mi región que quienes la gobiernan se han imaginado que éste rincón del mapa nacional es otro planeta de otra galaxia, unas manifestaciones artísticas foráneas como puede ser la zarzuela se las deja de lado; por lo que para mi estos sectarios prejuicios demuestran no ya la supina ignorancia de una parte de nuestra sociedad actual sino de la pobreza de espíritu que la embarga.

Cuando tomé asiento en la butaca del  cine en el que se proyectaba la zazuela LUISA FERNANDA desde el Liceo, sentí que a pesar de las vicisitudes que había vivido a lo largo de los años volvían a revitalizarme mis orígenes culturales, ya que muchas veces en nuestra existencia es conveniente tomar conciencia de quienes somos, y de dínde venimos.

                                                                 FRANCESC MIRALLES 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed