No se sabe qué

Por
Enviado el , clasificado en Ciencia ficción
121 visitas

Marcar como relato favorito

 

Se acercó hasta el corrillo con cierta precaución; era ilegal que se formaran en plena calle esas concentraciones de individuos, estaba radicalmente prohibido por la autoridad bajo la estricta sanción de destierro y diez años de trabajos forzados en las fábricas de piezas de repuesto. La ciudad estaba siempre vigilante de cada movimiento, de cada acción colectica o individual, por mínima que fuera. Todos lo sabían, era la primera ley aprendida, y no se explicaba la especial importancia de aquello que pudiera justificar aquella infracción tan grave y patente.

Intentó abrirse paso y acceder hasta el centro de la multitud con la intención de despejar su curiosidad, pero varios individuos más duros y entrenados que él se lo impedían con testaruda oposición.

Lo que más le extrañó fue la presencia de tres altísimos agentes rigurosamente pertrechados que, infringiendo también con descaro la estricta regla de la Ley de Seguridad Urbana, eran los primeros en circundar aquel punto ignorando por completo su obligación de impedir la aglomeración. La norma era muy clara: “más de uno, sedición…” y, hasta ahora, en torno a “no se sabe qué”, estaban congregados más de cien individuos.

La curiosidad le estaba produciendo la sensación de un vacío cuasi-mental; por más que intentaba penetrar aquel muro de acerados músculos le resultaba imposible, no ya acceder al centro del misterioso círculo, sino tan sólo acercar sus lentes hasta “aquello” que tanto parecía admirarles.

Sin pensarlo más, se reclinó sobre ambas rótulas y se arrastró por el metálico solado entre todo aquel bullicio, apartó de su camino algunas extremidades y, por fin, logró despejar sus incógnitas:

-¡Un niño…! ¡Un niño de carne y hueso…! ¡Un joven animal bípedo del pasado Precíborg en un mundo de androides…!

 

***

Ce n'est pas un droit, c'est une "obligation"... (No es un derecho, es una "obligación"...)

 


¿Te ha gustado?. Compártelo en las redes sociales

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

ElevoPress - Servicio de mantenimiento WordPress Zapatos para bebés, niños y niñas con grandes descuentos

Síguenos en:

Facebook Twitter RSS feed